La mujer escribe y eso es lo que importa










27 de junio de 2014

Rose Ausländer, No contabilices II (+1)


Fotografía de Antonio Merini


NO CONTABILICES II

No cuentes 
las horas

Se cuentan ellas mismas
en el año
en la minúscula eternidad
de tu estancia aquí

Este aliento
pasajero

(Traducción de Inmaculada Moreno Hernández)
ZÄHL NICHT II

Zähl nicht
die Stunden

Sie zählen sich selber
zum Jahr
zur winzigen Ewigkeit
deines Aufenthalts hier

Dieser rollende
Hauch



B O N U S  T R A C K



NO OLVIDARÉ NUNCA

No olvidaré nunca,
la casa paterna,
la voz de mi madre,
el primer beso,
las montañas de Bukowina,
la huida en la primera guerra mundial,
la invasión de los Nazis,
el temblor del miedo en el sótano,
el médico que nos salvó la vida,
la América agridulce,
Hölderlin, Trackl, Celan,
mi atormentado escribir,
la obligación de escribir todavía.

(Traducción del alemán de la Gela)


INCH VERGESSE NICHT

Ich vergesse nicht
das Elternhaus
die Mutterstimme
den ersten Kuss
die Berge der Bukowina
die Flucht im Ersten Weltkrieg
den Einmarsch der Nazis
das Angstbeben im Keller
den Arzt, der unser Leben rettete
das bittersüße Amerika
Hölderlin Trackl Celan
meine Schreibqual
den Schreibzwang noch immer.






Rose Ausländer - Rosalie Beatrice Scherzer-
(Czernowitz , Bucovina, 1901-Düsseldorf, Alemania, 1988)
para leer MÁS

4 comentarios:

Andrés Vara dijo...

Delicadísimo.

Darío dijo...

No mires el reloj, flaca...

Miriam Tessore dijo...

Pues todo el crédito es para la traductora Andrés, un abrazo

Miriam Tessore dijo...

Darío, ya quisiera yo extirpar el reloj de adentro, ese que me controla cada movimiento, cada decisión. Te quiero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...