La mujer escribe y eso es lo que importa










15 de julio de 2014

Elena Anníbali, 2 poemas 2 (II)


Obra de Albert Joseph Pénot (1862-1930)


La poesía y yo seremos buenas amigas.
siempre fue una vieja de mierda
pero a veces lo fue menos

hubo horas en que me ponía
caramelos ácidos bajo la lengua,
me hacía la cruz de la frente,
me hacía cosas en la pieza,
y después abría
un poquito la ventana
para que mirara
a las otras nenas que jamás
jamás
se ensuciaban con tierra
que jamás jamás
escribían en los pantalones
de los chicos

ahora paso por su casa
le apedreo las ventanas,
le echo sal en los canteros
para que se le pudran los geranios
díscolos,
le escupo el número de bronce,
le espanto los gatos haciendo
aullidos de loba,
de perra

cuando también envejezca
y, como ella, salga a la calle
a levantarme la bata con florcitas,
y no tenga quien me escuche,
y la lengua no me sirva más
que para babear la miga del pan,
empujarme las pastillas del sueño,
entonces
me sentaré con ella en la vereda,
charlaremos despacio de los muertos,
veremos los hombres fuertes a través
del muro de piedras
que arrojé con estas manos,
con estas mismas manos
que ahora la odian



Obra de Albert Joseph Penot (1862-1930)


En el pavimento de la calle
queda, por la tarde,
la sangre seca de las perras
en celo

algunos
-lo he visto-
las agarran del cuello y las hacen morir:
no soportan la libido gloriosa
que alborota los machos,
los mechones de pelo en las puertas de alambre,
el olor rijoso del orín
en los carteles de las tiendas

las perras son dóciles al entrar
en las bolsas de nylon
obedecen y se pliegan al tamaño,
enarcan los huesos,
se acomodan a la muerte,
al silencio

conozco esa mansedumbre de haberla ejercido

basta tocar la marca roja en el cuello
para evocar soga
y dueño,
pero yo mordí esa mano
y ahora tengo esta libertad
grande
en que me asfixio




Elena Anníbali 
(Oncativo, Córdoba, Argentina, 1978)
su blog CHEMADAMME
para leer MÁS


2 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Sin embargo qué cosa más poética que llenarse las rodillas de tierra o escribir en los pantalones de los niños???? Abrazo

Miriam Tessore dijo...

Gracias Vera. Tu mirada sobre los poemas siempre es un lujo. Abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...