La mujer escribe y eso es lo que importa










23 de julio de 2014

Luljeta Lleshanaku, Memoria


Obra de Erika Kuhn



MEMORIA

No hay profecía sino memoria
lo que ocurra mañana
ha ocurrido hace mil años
del mismo modo, con el mismo final;
y mi vieja memoria
dice que tu falsa memoria
es la historia de un pájaro de brillante plumaje
convertido en un cuervo en la cima de una montaña de mármol.
La misma mujer estará allí
en el mismo camino de la reencarnación
su jaula de cabello negro
su corazón generoso y amargo
como un ánfora llena de serpientes.

No hay profecía, las cosas ocurren
como lo hicieron antes;
la muerte te encuentra en la misma cama
solo y sin pena, sin sombra
como los árboles húmedos por la noche.

No hay destino, sólo leyes y biología;
la trucha chapotea en el agua
los pinos respiran en las montañas.

(Versión de Jonio González 
extraída de OTRA IGLESIA ES IMPOSIBLE)

MEMORY

There is no prophecy, only memory.
What happens tomorrow
has happened a thousand years ago
the same way, to the same end -
and does my ancient memory
say that your false memory
is the history of the featherhearted bird
transformed into a crow atop a marble mountain?
The same woman will be there
on the path to reincarnation
her cage of black hair
her generous and bitter heart
like an amphora full of serpents.

There is no prophecy, things happen
as they have before -
death finds you in the same bed
lonely and without sorrow, shadowless
as trees wet with night.

There is no destiny, only laws of biology;
fish splash water
pine trees breathe on mountains.




Luljeta Lleshanaku (Elbasan, Albania, 1968)
en Fresco: Selected PoetryEdited Henry Israeli 
Introduction by Peter Constantine, 2002
para leer más en OTRAS CRIATURAS y en LA ORILLA DE LOS PÁJAROS

7 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

La ilustración es estupenda. Me encanta. El poema también. Aunque es triste, pues aboga por la imposibilidad de cambiar las cosas, creo que se equivoca. La mirada de uno influye en la percepción del mundo.

Un beso.

Miriam Tessore dijo...

Pues yo miro hacia todos lados y no veo mucha esperanza. Los cambios suceden, lentamente suceden, es cierto. Aunque hoy percibo el mundo como Luljeta.

Abrazo José

José Antonio Fernández dijo...

No digo esperanza, digo ilusión. No hay que mirar más allá de donde te llegue la vista. A partir de esa línea está el abismo. El mundo no lo podemos cambiar, pero sí nuestra aptitud hacia él.
Por aquí es verano...
Un beso.

una chica de ojos marrones dijo...

impresionante!!
mil gracias!!

Miriam Tessore dijo...

El verano ayuda, sin dudas.

Acá, por donde mire, brilla el gris plomo. Indudablemente esto se modificará.

Leo Mercado dijo...

Hermoso poema. Hermoso.

Miriam Tessore dijo...

Seguí los enlaces Leo, porque los poemas son muy buenos! Lo poco que hay traducido de esta poeta es excelente. Abrazo.

Lo mismo para vos (una chica de ojos marrones!)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...