La mujer escribe y eso es lo que importa










28 de julio de 2014

Rosa Espinoza, Mudar es desprenderse

s/d del autor del autor de la fotografía



MUDAR ES DESPRENDERSE

Por la puerta de aquella mi casa
un buen día salieron
todos mis vestidos,
hileras de zapatos,
abrigos viejos,
libros entrañables,
cajas con fotos y calzones,
y las ganas de seguir.

Uno a uno en el camión rentado,
se montaron bultos,
los años que pesaban,
el sartén,
y un par de tazas sin café.

Por el mismo quicio,
cruzaron mudas de ropa,
bolsas llenas de tristeza,
y el temblor en mis pies,
que se aferraban a ese suelo.

Mi lengua tropezaba,
mis entrañas se abatían.
Pero el vértigo de lo incierto,
del futuro promisorio
insistió con la succión.

Esa puerta vio salir
mi porvenir y las cobijas,
el frío de mi espalda,
los abrazos.

Algo se aferró a quedarse,
adherido está en las paredes,
junto al aroma de tabaco, 
y el brillo de tus ojos.

Ya hay resignación y entiendo bien 
que mudar es desprenderse 
para siempre, 
aunque el corazón 
mantenga intactos los latidos
y no haya más remedio que seguir
del otro lado del umbral.



Rosa Espinoza 
(Mexicali, Baja California, México, 1968)
extraído de CÍRCULO DE POESÍA
su blog: ROUS IS ROUS

2 comentarios:

Mirella S. dijo...

Deshacernos de lo viejo e inútil y seguir adelante.
Me gustó mucho, un poema sencillo y entrañable.
Besotes.

Darío dijo...

Hay que dejar algo, sin dudas... Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...