La mujer escribe y eso es lo que importa










1 de agosto de 2014

Candelaria Rivero, Quise hacer un poema salvaje...


Fotografía de Vikram Kushwah


a Tam Naymark


Quise hacer un poema salvaje
un poema de lobas
que te recuerde
que no por tener hambre
comeremos cualquier fruto
que no por querer bailar
todo será una danza,
porque habrá idas y venidas
enjambres
y espejos que nada muestran
y habrá trampas
y mucho desorden alrededor,
entonces yo quise darte un poema
que te recuerde
que pertenecemos al viento
que tenés mucha más luz dentro
que lo que puedan decir sobre tu luz
que sos una loba que no debe olvidarse
de cantar
de cantar
cada vez que sea necesario
sobre tus huesos,
de interrumpir los ademanes del miedo
y enterrarlos
una y otra vez
pequeña loba
una y otra vez,
entonces estarás de a poco
más cerca de vos misma
y tendrás el poder de la tormenta
y de las cosas dichas a tiempo
y de la vidita que se expande sin frontera
como una promesa
de que por dentro y por fuera
cerca o lejos de las palabras
no hay otra cosa que amor.



Ho voluto fare una poesia selvaggia
una poesia di lupe
che ti ricordi
che non per aver fame
mangeremo qualsiasi frutto
che non per voler ballare
tutto sarà una danza,
perché ci saranno un andare e venire
sciami
e specchi che nulla mostrano
e ci saranno trappole
e molto disordine intorno,
allora ho voluto darti una poesia
che ti ricordi
che apparteniamo al vento
che hai molta più luce dentro
di quello che possano dire sulla tua luce
che sei una lupa che non deve dimenticarsi
di cantare
di cantare
ogni volta che sia necessario
sulle tue ossa,
di interrompere i gesti della paura
e sotterrarli
una volta ed un’altra
piccola lupa
una volta ed un’altra
allora sarai poco a poco
più vicina a te stessa
e avrai il potere del temporale
e delle cose dette a tempo
e della vita che si allarga senza frontiere
come una promessa
che fuori e dentro
vicino o lontano dalle parole
non c’è altra cosa che l’amore.

(Traducción del CCTM)




Candelaria Rivero 
(Santa Fe, Argentina, 1984)
POEMAS DE LIBRO EN PREPARACIÓN
para leer MÁS
su blog: EL JUEGO DE LA CANDELA

3 comentarios:

el maquinista ciego dijo...

Ese 'que no por tener hambre comeremos cualquier fruto' debería quedársenos marcado a fuego en la memoria, y no andar mordisqueando famélicos allá donde y cuando la necesidad...

De los mejores poemas que he comido últimamente ;)

Gracias!

Leo Mercado dijo...

La poesía es, por definición, salvaje. O no es poesía.

Carmela dijo...

Poema y foto que te atrapan.
Besos, Emma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...