La mujer escribe y eso es lo que importa










22 de septiembre de 2014

Hilda Doolitle, II

Fotografía de Anka Zhuravleva

II

Voy adonde amo y soy amada,
hacia la nieve;

Voy hacia las cosas que amo
sin ningún pensamiento de deber o piedad;

Voy  adonde pertenezco, inexorable,
como la lluvia que cae largo rato

hacia los surcos; dí
o habría dado

vida al grano;
pero si  no crece o madura

con la lluvia de la belleza,
la lluvia retornará a la nube,

quien cosecha afila su acero en la piedra;
pero éste no es nuestro campo,

no lo hemos sembrado;
implacables, duros, dejemos

El-sitio-de-la-calavera
a quienes la moldearon.



Fotografía de Anka Zhuravleva

II

I go where I love and where I am loved,
into the snow;

I go to the things I love
with no thought of duty or pity;

I go where I belong, inexorably,
as the rain that has lain long

in the furrow; I have given
or would have given

life to the grain;
but if it will not grow or ripen

with the rain of beauty,
the rain will return to the cloud;

the harvester sharpens his steel on the stone;
but this is not our field,

we have not sown this;
pitiless, pitiless, let us leave

The-place-of-a-skull
to those who have fashioned it.

(de Trilogy, 1946)




París, 1922, ph Man Ray

H.D. -Hilda Doolitle- 
(Bethlehem, Pennsylvania, EE.UU, 1886 - Suiza, 1961)
en La pasión del exilio, Diez poetas norteamericanas del siglo XX,
bajo la luna/BILINGÜE, 2007
Selección, traducción y prólogo de María Negroni 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...