La mujer escribe y eso es lo que importa










28 de septiembre de 2014

Mario Benedetti, Ángelus


Fotografía de Miki Takahashi



ÁNGELUS

Quién me iba a decir que el destino era esto.

Ver la lluvia a través de letras invertidas,
un paredón con manchas que parecen pronombres,
el techo de los ómnibus brillantes como peces
y esa melancolía que impregna las bocinas.

Aquí no hay cielo,
aquí no hay horizonte.

Hay una mesa grande para todos los brazos
y una silla que gira cuando quiero escaparme.
Otro día se acaba y el destino era eso.

Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
siempre suena una orden, un teléfono, un timbre,
y, claro, está prohibido llorar sobre los libros
porque no queda bien que la tinta se corra.




Mario Benedetti 
-Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia- 
(Paso de los Toros, 1920 - 
Montevideo, Uruguay, 2009)
de Poemas de la oficina (1953-1956), Buenos Aires, 
Editorial “Ñandú”, 1958
para leer sus poemas en INGLÉS

6 comentarios:

Darío dijo...

Mosho.

Isa dijo...

Lo amamos <3

maduixeta dijo...

precioso...

Miriam Tessore dijo...

Allá por el 94' lo fui a ver y escuchar en el Pabellón de la Ciudad Universitaria de Córdoba, estaba repleto de gente de todas las edades. Tan admirado y tan querido como pocos Isa. Tenía un caset con los poemas recitados por él, aún hoy me los sé casi completos y sus libros fueron de los primeros que tuve y aún conservo.

Saludos y abrazos Darío, Isa y maduixeta :)

Maia L.B. dijo...

Y todavía hay quienes dicen que no era buen poeta...

Leo Mercado dijo...

Uno de los poetas más grandes de habla hispana, sin dudas.
Fantástico es releerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...