La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de octubre de 2014

Daniel Salzano, 2 poemas 2 (+1)


s/d del autor de la fotografía



LOS ENAMORADOS

Los enamorados se miran de frente,
caminan despacio, se besan de lado,
se tocan el pelo, se cuentan los dedos,
se besan las manos.
Los enamorados inventan proezas,
desatan pasiones, murmuran promesas,
adoran la vida, comparten helados,
los enamorados.   
Los enamorados se miran de frente,
caminan despacio, se besan de lado,
ocupan el mundo, se prestan el alma,
los enamorados.                  
Evitan las luces, dominan la noche,
abarcan estrellas, señalan planetas,
estiran las manos…
los enamorados.

Los enamorados son cuerpos sagrados,
oigamos el himno que cantan callados:
“No me dejes nunca, no me dejes solo,
no me dejes…”
Teneme apretado, decime “amor mío”,
decilo de nuevo, “te quiero, te quiero”,
que el mundo se acabe
y empiece de nuevo.                     
Los enamorados se miran de frente,
caminan despacio, se besan de lado,
ocupan el mundo, se prestan el alma,
los enamorados.
Evitan las luces, dominan la noche,
abarcan estrellas, señalan planetas,
estiran las manos…                    
y al final estallan.
Se apuntan, se juegan,
se afloran, se abejan,
se abren, se cierran,
se bailan, se juran,
se biaban de lengua,
de ojos, de lado.                  
Se acunan, se miman,
se doblan, se triplan,
se llaman, se citan,
se loban, se lunan,
se celan, se adoran,
los enamorados.               

THE LOVERS

The lovers, they look ahead,
they walk slowly, they kiss of side,
they touch their hair, they count their fingers,
they kiss their hands.
The lovers, they inventing prowess,
they unleashed passions, they whisper promises,
they adore the life, they share ice creams,
the lovers.
The lovers, they look ahead,
they walk slowly, they kiss of side,
they occupy the world, they provide the soul,
the lovers.
They avoid the lights, they dominate the night,
they embrace stars, they mark planets,
they stretched hands …
the lovers.

The lovers are sacred bodies,
let’s hear the hymn they sing in silence:
“Never leave me, don’t leave me alone,
don’t leave me…”
Hold me tight, tell me “my love”,
say it again, “I love you, I love you”,
that world ends
and starts again.
The lovers, they look ahead,
they walk slowly, they kiss of side,
they occupy the world, they provide the soul,
the lovers.
They avoid the lights, they dominate the night,
they embrace stars, they mark planets,
they stretched hands …
and at the end they explode.
They point, they play,
they flourish, they see the bees,
they open, they close,
they dance, they swear,
they are pulling the tongue,
the eyes, by side 
They swing, they are pampered,
they are double, triple,
they call, they quote,
like the wolfs, like the moon,
they are jealous, they adore each other,
the lovers.




s/d del autor de la fotografía





LA FELICIDAD



La primera vez que fui feliz / tenía siete meses / y una mujer / que no conozco / me pasaba el dedo por el filo de la cara / al mismo tiempo que me hablaba / No entendía lo que decía / pero la escuchaba / No era lo mismo que cuando me arrojaban / como una pelota / Estaba bien sujeto / Estaba bien querido / La felicidad olía a lejía / y a colonia de la Casa Gesell.


La segunda vez fue cuando trajeron a Silver / el caballo de El Llanero Solitario / y lo instalaron a orillas del Suquía /debajo de una carpa /  El caballo estaba embalsamado/ pero si cerraba los ojos / mientras le pasaba la mano por el pelo / apenas se notaba / La felicidad costaba un peso / Un peso la entrada.

La tercera fue la vez que vi de espaldas / a mi papá y a mi mamá / sentados / después de almorzar/ en la cocina / El llevaba puesto su famoso anillo de ferrocarrilero / y ella lo tenía de la mano / Las ollas / al fuego / murmuraban / La felicidad era tan fugaz / como las burbujas que subían y bajaban / a lo largo de un sifón / azul / de Egea y Sánchez.

A veces / en la Plaza España/ saco una moneda / la tiro para arriba / y digo si sale cara voy a ser feliz / pero la moneda no cae / borda el aire / rebota / se atasca/ se bifurca / y después corre / a lo largo de Chacabuco / Ustedes saben cómo es esa bajada / La felicidad es un racimo de palabras / y después se acaba.

(de Los Días Contados, Op Oloop Ediciones, Córdoba, 1996/
extraído del diario La Voz del Interior, en la sección Quiénes y Cuándo,
Córdoba, Septiembre 2003)




Daniel Salzano 
(Córdoba, Argentina, 1941-2014)
POETA/ESCRITOR/PERIODISTA/LETRISTA
para leer más en: EL POETA OCASIONAL y en ABANICO
para leer una ENTREVISTA



B O N U S   T R A C K


...Porque el tiempo pasa, desaparece el deseo y los rostros más amados se van fugando por las ranuras invisibles del espejo...





7 comentarios:

Carolina Campos V. dijo...

Me encanta el poema de los enamorados, es hermoso. Lloré.

Maia L.B. dijo...

Me gusta que traigas poemas escritos por hombres. Creo que le hace bien al blog. Te recomiendo a Javier Cánaves, Pedro Andreu y Ben Clark, tres poetas de ahora, españoles, monstruosos. Adentrate en su obra. No te vas a arrepentir. Me llevo el bonus track. Luego paso a pagártelo que no llevo efectivo. Besos.

Maia L.B. dijo...

por si hay comments...

Miriam Tessore dijo...

:D

Pedro Andreu y Ben Clark los conozco, me gustan claro que sí!

A Javier no, ya lo leeré.

No me debés nada amiga! Abrazos

Miriam Tessore dijo...

Bravo Carolina, has hecho catarsis...debería pasarme a mí.

Un gusto.

Blue dijo...

Qué bueno ¿no?
Me encantó. Voy a buscar más.

Besos.

Blue dijo...

Y de paso busco a Pedro Andreu y a Ben Clark, jaja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...