La mujer escribe y eso es lo que importa










12 de octubre de 2014

Hélène Cardona, Un trabajo de orfebre


s/d del autor de la fotografía



UN TRABAJO DE ORFEBRE

Si pudiera reunir toda la tristeza del mundo,
toda la tristeza que arrastro dentro de mi
en una calabaza,
la sacudiría de vez en cuando
para que cantara
y me recordara quién era yo,
la bendeciría por lo que me había enseñado
contemplándola con amor
para que no huyera y se escapara de su contenedor.



WOODWORK

If I could gather all the sadness of the world,
all the sadness inside me
into a gourd,
I’d shake it once in a while
and let it sing,
let it remind me of who I used to be,
bless it for what it taught me
and stare at it lovingly
for not seeping out of its container.

(de Life in Suspension, Salmon Poetry, 2016)



Travail d’orfèvre

Si je pouvais rassembler toute la tristesse du monde, 
toute la tristesse que je possède
à l’intérieur d’une gourde,
je la secouerais de temps en temps 
pour qu’elle chante
et me rappelle qui j’étais.
Je la bénierais pour ce qu’elle m’a appris 
et la regarderais avec amour
pour qu’elle ne s’échappe pas de son récipient.

(de La vie suspendue, Salmon Poetry, 2016)




Hélène Cardona (Nació en París, Francia) 
Reside en Estados Unidos y en España
POETA/LINGÜISTA/TRADUCTORA LITERARIA/ACTRIZ
Traducciones de la autora
para leer más en FISHOUSE
su WEB

3 comentarios:

Maia L.B. dijo...

El tema con la tristeza dentro de la calabaza es que si se la sacude demasiado puede reventar.

Comentarios idiotas aparte, me gustó mucho este poema.

SUREANDO dijo...

¡Qué belleza! Buscaré más, pero por mientras dejame llevarlo a mi blog.
Un abrazo
Beatriz

Mirella S. dijo...

Poema y foto, buenísimos los dos.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...