La mujer escribe y eso es lo que importa










24 de octubre de 2014

María Montero Zeledón, 6 poemas 6


Fotografía de RJ Muna



DISCURSO

Una mujer no tiene dirección:
Todos su costados son profundos.
No anhela caminos de regreso
más sí un horizonte indefinido
de pájaros centrífugos.

Una mujer necesita el asombro
de la oscuridad sostenida ante sus ojos 
y no los límites precisos de un espejo.

Una mujer se esparce en el aire.
Una mujer nunca está sola.


DISCURSO

Uma mulher não tem direção:
Todos os seus costados são profundos.
Não almeja caminhos de regresso
mas sim um horizonte indefinido
de pássaros centrífugos.

Uma mulher precisa do assombro
da escuridão sustida perante os seus olhos
e não dos limites precisos de um espelho.

Uma mulher esparge-se no ar.
Uma mulher nunca está só.

Traducción de Alberto A. Miranda



Fotografía de Noah Kalina


COMO SI FUERA POESÍA

Ella sale a la calle
pensando lo hermosa que es
no elige
la huida de los años
el gesto agrietado en la intemperie
pero su cuerpo mudo
es otro ante los ojos del público.

Ella cree que no le importa
Se lo han dicho
y sale a la calle pensando
en lo hermosa que es.





URSS (1960) s/d del autor de la fotografía


LUZ ROJA

Si mis hijas no estuvieran
pondría boleros
y una luz roja en la puerta.

Pero, qué va, ya no me queda ese vestido.





s/d del autor de la fotografía




ACELERACIÓN DE LOS CUERPOS

Después de la última contracción comienzan las revelaciones: el dolor se convierte en el destino de la cintura para abajo; el coraje, en una penumbra de invierno; mi madre se congela en el amplio corredor y yo me convierto en el deseo que nunca llega a tiempo.








Fotografía de Noah Kalina




ACOSO

Dice la gente
que él ya no se acuerda más de mí.
Eso cree él.



PERSECUZIONE

Dice la gente
che lui già non si ricorda più di me.
Questo lo crede lui.



Fotografía de Pierre Beteille



SIGO PENSANDO EN CÓMO EDUCAR A LOS LECTORES

De todas formas sigo pensando
que lo mejor para leer estas palabras
es no pronunciarlas nunca.
Sacarlas de su silencio es su ruina.






María Montero Zeledón 
(Burdeos, Francia, 1970) 
Vive en Costa Rica
de La mano suicida, Ediciones Perro Azul, 
San José de Costa Rica, 2000
para leer MÁS

4 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Pues María Montero escribe muy bien, con palabras sacadas de su silencio. Saludos

Leo Mercado dijo...

Hermosos poemas. Todos.

Paula Irupé Salmoiraghi dijo...

Mencantó!!! Gracias. Voy a buscar más

Manuel Ledesma dijo...

María Montero es única armonizando palabras. Desde el silencio también busco sus poemas y algún que otro video para recordarla, bueno, para retenerla en la memoria porque nunca la olvidé a pesar de tantas ceremonias transcurridas.

Manuel Ledesma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...