La mujer escribe y eso es lo que importa










15 de octubre de 2014

Mariusz Grzebalski, Las sillas


Fotografía de B. Berenika



LAS SILLAS

La casa está tan vacía.

Como siempre
cuando se van los niños.
Las cosas callan
en su sitio.

Duermes, dentro de un momento
me vestiré,
saldré a pasear.
Será como si no estuviéramos
en absoluto.

Sólo ellas.
Mira las sillas.
Asomadas por la ventana
como si respiraran,
contemplando ensimismadas algo.


KRZESLA

Dom jest taki pusty.
Jak zawsze,
kiedy dzieci wyjadą.
Rzeczy milczą
na swoich miejscach.

Śpisz, za chwilę
ubiorę się,
wyjdę na spacer.
Będzie, jakby w ogóle
nas nie było.

Tylko one.
Spójrz na krzesła.
Wychylone za okna,
jakby oddychały
w coś zapatrzone.


Mariusz Grzebalski (Łodzi, Polonia, 1969)
de Crónica de interferencias
en Poesía a contragolpe, Antología de poesía polaca contemporánea
Prensas Universitarias de Zaragoza, 2012
Selección y traducción Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré

3 comentarios:

PMPilar dijo...

*por los desPorados arrebatos//aire a lomos yermos de sequedad
y ahí posan, patas desmembradas,
solios
sedes
seos sean
sin respaldo que miran miraR*

abrazo

Leo Mercado dijo...

Miro las sillas aquí, frente a mí, y pienso en la infinita quietud de mi ausencia.

Darío dijo...

Debe ser porque la casa no es sólo la casa...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...