La mujer escribe y eso es lo que importa










7 de febrero de 2015

Carmen G. de la Cueva, Como todas las mujeres enfermas


Ilustración para The New Yorker Magazine, artículo "Viviendo con una enfermedad autoinmune", 2013
Obra de Anna y Elena Balbusso



COMO TODAS LAS MUJERES ENFERMAS


Te daré un motivo. La frontera. Dos. El páramo.

Para vivir como un pájaro en las lomas

te daré unas alas. Para salvar los trazos enterrados

te devolveré unos ojos.


Has cruzado la ciudad para meterte en la bruma
y el desierto se traga la culpa.
Respira. El viento, salpicando tus raíces, te dirá
de qué está hecho tu vientre.

Antes de ser una cruz clavada en el desierto
fuiste mujer.

Contaré los gritos que tus ojos lanzan al barro

dentro de la tierra
unas manos

y te preguntas para qué morir si tu vida no vale
si en la ciudad límite
tu muerte no vale
si estás al borde del abismo
y tus gritos no se oyen.

Eres una cruz
clavada. Una cruz pintada. Cientos. Eres un error.
Un camino que guarda el rastro de una enfermedad
creciente.

Caen silencios sobre las bocas


dicen que estás muerta. 










Carmen G. de la Cueva 
(Alcalá del Río, Sevilla, España, 1986)
su web: LA TRIBU
para leer más en NODO50 y MÁS
su viejo blog: LOS TEMORES DE LA SEÑORA V

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...