La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de febrero de 2015

Chana Bloch, Adiós


Fotografía de Geoffroy Demarquet 


ADIÓS

El técnico en la puerta,
con casco amarillo y chaqueta; lo despido.
Su nombre destelló en una tarjeta de plástico.
Vuelve de nuevo a su vida con
una cerca alrededor.
Ventanas encortinadas. No mías.

Últimamente soy tan dura
la gente me resbala siempre.

Este vacío me hace consciente.
La luz se imprime en la placa conmemorativa,
como ácido en el metal.

Son veinte años desde que inventamos, vos y yo,
un ritual para irnos.
Espalda con espalda en la calle al mediodía
nos separamos caminando cinco pasos, y fuimos tragados
por nuestras vidas.

Cuando decían, si comen este fruto
morirán,
no significaba de inmediato.




GOODBYE

The repairman in the doorway,
yellow hard-hat, scrub-jacket; Goodbye.
Name flashed on a plastic card.
He slips back into his life with
a fence around it.
Draped windows.  Not mine.

Lately I am so hard
people slide off me forever.

This emptiness sharpens me.
Light prints itself on the plate of memory,
acid on metal.

It's twenty years since we invented, you and I,
a ritual for leaving.
Back to back in the city street at noon
we walked five paces apart, and were swallowed up
by our lives.

When they said, If you eat this fruit
you will die,
they didn't mean right away.




Chana Bloch (Bronx, Nueva York, EE.UU., 1940) 
Reside en Berkeley, California
Versión de Hugo Zonáglez
su WEB

2 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

como siempre, una maravilla pasar por aquí a leer...
besotes!!!

Miriam Tessore dijo...

Y en esta ocasión debo agradecerle a Hugo que nos ayuda a disfrutar con su traducción.

Un abrazo señorita de ojos marrones :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...