La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de marzo de 2015

Claudia Magliano, 2 poemas 2


Fotografía de Julian Hibbard


Comemos carne todo el año viernes santo cuaresma herejía/ muerte al ganado impreso
con fuego/ un lote de corderos se exhibe en las vitrinas frías de los supermercados/ una
pata de cabra/ abracadabra la muerte del ganado es mágica porque no la vemos como
aquellos muertos flotando en el río no la vemos y tragamos una y otra vez tragamos ni
la sangre se salva de caer en el vacío para volverse espuma roja disecada por el aire/ no
queda ni un solo resto/ nada/ salvo el rabo de las ovejas que nadie quiere/ hay ciertas
cosas que no se comen/ agradecer al señor este alimento no el viernes santo no
cuaresma herejía/ hoy morirá aquella vaca. No lo sabe.




Fotografía de Julian Hibbard


Los hombres carnean porque son rudos son machos son duros en el oficio de matar a los
animales no tienen miedo los hombres los animales son sólo presa y ese es su destino
matarlos y las mujeres en la cocina esperan la carne caliente húmeda de sangre que
sobre los hombros traen los machos para el desayuno/ las mujeres no dicen nada como
los animales mientras los matan no dicen nada/ no hay rastros de lucha en la muerte de
las vacas ni de las ovejas/ no hay rastros de huida/ ese es su destino ser ganado ganancia
alimento de otras bestias algo menos sublimes.




Claudia Magliano 
(Montevideo, Uruguay, 1974)
de res, Ático Ediciones, Serie Poética Breve, 
Montevideo, 2010
para leer MÁS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...