La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de marzo de 2015

Flor Codagnone, 8 poemas 8 (de Mudas)


Fotografía de Ines Rehberger


¿Me decís el nombre de lo que nos une?
O si hay nombre
si los fantasmas se hacen cuerpo
o si el daño es hoy
“Mentime”, digo. Y caés
a centellear: No-puedo-mudar-de-piel.




Fotografía de Ines Rehberger


Cambiamos de muerte un viernes.
Era de noche azul, nos tomamos las manos
y prometimos aquello que no dijimos.
Una sonrisa, apenas, o la energía
de la máscara.







Fotografía de Ines Rehberger




después del cruce de palabras
el tren acerca sus luces
y entiendo
que no soy linda,
que ningún hombre va a quererme
aunque me quiera
o me desee
o me construya
con su mirada
o me escriba una canción
que reboque el modo
en que nos decimos y nos vemos.




Fotografía de Ines Rehberger


Si soy una canción,
soy una canción problemática
que alguien toca con un fuelle asmático,
con un viento libre y sureño,
con una guitarra pueril,
que alguien canta con una voz
limpia, linda
algo
aguda, masculina,
que alguien dice con algo de rock,
que alguien baila en el subte
cuando recuerda.
Y si soy una foto, miro siempre
hacia abajo.
Y si soy un instante,
gimo.




Fotografía de Ines Rehberger



Estamos metiéndonos en lo profundo,
la espesura de tu mano no alcanza
a agarrarme, puedo escurrirme
como una miga de pan o como
un beso en la comisura.
Si nunca supiste decir “te quiero”,
no es el instante.




Fotografía de Ines Rehberger


Se están borrando las cicatrices
que me recuerdan que falta algo, mejor,
que hay algo enlazado, anudado
en el interior de mí.





Fotografía de Ines Rehberger



No soy reina nunca,
en nada,
para nadie.
A lo sumo, princesa,
sin miriñaque ni tiara
que me sindiquen como tal.
Ya ves: la sangre se me nota
por todos los costados
y los roces y las faltas.
No hay amor propio
en mi fantasía,
ni voz, ni cuerpo, ni mar.





Fotografía de Aaron Feaver


Todo fue mal después de vos
porque no supe de mí
y empecé a rasgar los lutos de otros,
a repetir
lo que decían los hombres
sobre las mujeres.
Y se me cansaron los pies
de escuchar esa canción
que habla del día y de mí.



Flor Codagnone (Buenos Aires, Argentina, 1982)
PERIODISTA/POETA/TRADUCTORA
de Mudas, Editorial Pánico el Pánico, 2013
para leer una reseña sobre su OBRA
una ENTREVISTA
para leer MÁS

1 comentario:

Darío dijo...

Excelente, cortita, sin preámbulos, rotunda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...