La mujer escribe y eso es lo que importa










3 de junio de 2015

Alexandra Espinosa, 4 poemas 4


s/d del autor


UNA PERSONA DEMASIADO DULCE

Yo necesito decir
que mis ojos están hinchados y rojos,
que son enormes y brillantes,
que la capa transparente de agua
es solamente demasiada luz estancada.

Me miro al espejo, y lo sé.

hubiera preferido ser una muchacha divertida
caminando con gracia
sobre millones de átomos
que no dejan de moverse nunca en el suelo.

Cada cosa que conoces rechina siempre,
nunca la boca que te habla
es la misma que escupe muy despacio
en otra boca,
la saliva es tibia y lisa
como un hilo transparente ahogándote
(saboreas y tragas).

El paso
de un ave delgada y fascinante, 
atrapada desnuda
en una pantalla de televisión.

En realidad casi siempre soy una pequeña chica
de enormes ojos tristes,
que sonríe cuando escucha la palabra
'Visceral'
o
'Silogismo'
y luego recuerda que había
algo importante que quería decir,
pero que eso
ya ha sido dicho antes, cientos de veces.

En realidad soy,
solamente...
una persona demasiado dulce.



A PERSON TOO SWEET

I need to say
my eyes are swollen and red,
they are huge and bright,
clearcoat water
is only stagnant too light.

I look in the mirror and know.

I would have preferred to be a funny girl
Walking with Grace
on millions of atoms
do not ever stop moving on the ground.

Everything you know is always squeaks,
never the mouth that speaks to you
is the same as spitting slowly
another mouth
saliva is warm and smooth
as a clear twine drowning
(sip and swallow).

step
a bird thin and fascinating
caught naked
on a TV screen.

Actually, I am almost always a little girl
huge sad eyes,
smiling when he hears the word
‘Visceral’
or
'Syllogism’
and then recalled that he had
I wanted to say something important,
but that
as has been said before, hundreds of times.

Actually I am,
only …
a person too sweet.





Fotografía de Toby Burrows


NO ES CRUEL EL MUNDO

No es cruel el mundo,
pero yo exijo un nuevo amor,
un corazón soberbio, altivo y minimalista,
que no cree,
incapaz por completo de ver,
de existir.

El mundo es suficientemente violento,
¿y si no lo es?
aquel amor lo será 
todo lo que se estrelle contra él
tendrá que morir, o torcerse hasta desaparecer,
el camino largo y estúpido por el que
debe el mundo desfilar, arrastrándose,
sera su camino, no dolerá.

Rechino los dientes,
Nunca he sido destruida como debería,
jamás he sido lastimada desde fuera,
pero he visto el hielo quemando
decenas de veces.

Recuerdo una golpiza brutal,
y mucho llanto,
el metal chorreándome de la boca,
el silencio,
la poca autoridad para vivir
con la que nacen los niños,
el camino de las manos agarradas fuertemente al vacío,
un pensamiento que traspasa el amor de mi padre,
el de mi madre,
el de mi hermano,
y se queda en la cara de aquella mujer herida,
que no soy yo,
aquella mujer que de ninguna manera soy, ni seré, nunca, jamás, no.
aquella persona que no existe,
ni siquiera para sí misma.

cierro la puerta, veo el cuerpo de todos,
salgo y no hay más que millones de cuerpos extraños
que se tocan levemente y eso esta bien,
caras de niños.

Llueve desde que nací,
hemos tratado de movernos por lo bajo,
modificar aquella dirección,
sin embargo no hay más caminos.

Solo
este charco de neón,
este pequeño sueño del asesinato:
El parricidio es valido únicamente
cuando quien muere
no es tu verdadero padre, sino el otro
el impostor.

No es cruel el mundo,
piensa que se hunden los que deben,
y que alguien en alguna habitación
conoce el lugar de la tormenta
donde la luz y el sonido son la misma cosa.

El lugar en el que nacía todo,
pero nacía muerto.



Fotografía de Teresa Queiros


NI SIQUIERA SE DIERON CUENTA QUE YA NO ESTABA 

"Aún te lo pasarás mal, muchacha, dicen tus amigos."
Herta Müller

Me levantaba temprano,
escribía en un papel mis deberes,
desayunaba,
iba a estudiar,
me levantaba temprano,
Pero cuando dijeron que tocarme era como hurgar en el cielo
hacía tiempo que yo ya no estaba
hacía meses que me había ido de ese lugar,
los años pasaban,
pero yo me levantaba temprano y desayunaba,
y comía rápido, y comía mucho,
comía todo lo que podía,
comía todo lo que había.
Ahora estoy aquí.
Cuando han dicho que estoy como muerta,
he estado bajo el césped,
¿Quién va a entender?
De dónde vamos a sacar
agujas suficientes para
seguir contando el tiempo.
Y cuando dijeron que debería retirarme sonreí,
estuve tanto tiempo fuera
que todos creyeron que seguía dentro
enterrada en la carne,
apretada
junto al ángel exterminador
que baja,
huele el sacrificio
y luego lloriquea al final de un pasillo
(Inútil)
¿Qué es todo esto?
Pensé:
Ni siquiera se dieron cuenta que ya no estaba.
Pero antes no me importaba porque
yo no sabía que ellos dirían lo que dicen
ahora.
No me importaba porque yo despertaba temprano
y pensaba mucho,
y comía mucho,
y comía sin miedo.





Fotografía de Guy Aroch


SHE DON'T TALK

Veía la cara de diez mujeres aferradas
A la espalda de sus maridos,
Lamiendo sus cuellos, 
todas con grandes ojeras
naricitas respingadas
y bocas selladas.

Una mujer me mira y yo corrijo,
Yo corrijo.
Yo corregía.
Una mujer me ve y trepa por su marido
como una araña, se pone de pie sobre su cabeza
Y luego se encorva y me mira,
Lava sus manos como una mosca.
su marido tiene una boca grande
muy abierta
25 años y no ve nada.

Yo corrijo, corrijo,
Guardo mis papeles,
Guardo mi boca,
Pago mi café y me voy.

No miro atrás, pero es inútil
porque delante de mí
Las mujeres cuelgan mucho más
De sus maridos.
Los tienen agarrados de los tobillos 
y son arrastradas.




Alexandra Espinosa (Bogotá, Colombia, 1995) 
para leer más en: REVISTA TN y en LOS PERROS ROMÁNTICOS
su blog: EFERVESCER

3 comentarios:

Pedro Aguirre dijo...

Decir “soy FEMINISTA (a toda honra)”, es lo mismo que desear que las diferencias entre géneros sigan acentuándose cada día más.
Si yo tuviera mi blog, y pongo: “soy MACHISTA (a toda honra)”, sin dudas que sería repelido, y no sería descabellado pensar que me denuncien ante la Policía de la mujer.
Justo hoy que es un día especial en Buenos Aires, en donde se hace una marcha en contra de la violencia entre géneros, a favor de la paz, la armonía, el entendimiento, la no-provocación; ¿justo hoy tengo que leer en este blog: “soy FEMINISTA (a toda honra)”?
Es una pena, pensé que en el día de hoy íbamos a empezar a dejar de llamarnos feministas o machistas. Conclusión: es una guerra que nunca acabará.
Hasta luego.

PD: te hago responsable de los próximos actos violentos entre hombres y mujeres en suelo argentino.

Miriam Tessore dijo...

Estimado Pedro, escribís muy bien para ignorar la enorme diferencia entre machismo y feminismo.. Te propongo, ya que hacés uso de internet, que al menos -y para comenzar- , google(es) los términos.

Leo Mercado dijo...

Estaba a punto de decir algo, pero no vale la pena. Te abrazo fuerte, flaca, mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...