La mujer escribe y eso es lo que importa










4 de junio de 2015

Leah Pilowsky, El lavarropas de Harpo Marx


Fotografía de Marianne Le Carrour



EL LAVARROPAS DE HARPO MARX

Escribí un poema en él
durante el tercer ciclo de lavado
escribí las palabras en el lado derecho del tambor en grandes,
negras y torcidas letras: Al principio
estaba segura de que era en verdad el lavarropas de Groucho
y que él
se negaría a lavar por mí cuando yo quisiera y escurriría
sonrisas arrugadas de mí que yo había prometido planchar
y que nunca haría, pero
por alguna razón resultó ser la máquina de Harpo
aunque sin hijos adoptivos en cada ventana
y sin arpa a la gloria del estado de Israel
pero también sin palabras, sí, ahora no quedan dudas de que
siempre fue el lavarropas de Harpo que conocía
y con él que me hice
carne.



HARPO MARX'S WASHING MACHINE

I wrote the poem on it
during the third spin cycle
I wrote the words on the cabinet’s left side in big,
black, crooked letters: At first
I was sure it was in fact Groucho’s washing machine
and it
would refuse to wash for me when I wanted and wring
wrinkled smiles from me I’d promise to iron
and never would but
for some reason it turned out to be Harpo’s machine
though without adopted children in every window
and without a harp to the glory of the state of Israel
but also without words, yes, now there’s no doubt, it
was always Harpo’s washing machine I knew
and with which I became
one flesh.







Fotografía de Natan Wasserman
Leah Pilowsky (Kiryat Haim, Israel, 1970)
de Listening To Me Too, Now, Keshev, 2013
Traducción del inglés de Silvia Camerotto
extraído de: POEM OF THE WEEK
para leer MÁS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...