La mujer escribe y eso es lo que importa










1 de junio de 2015

Victoria Chang, 3 poemas 3


Fotografía de Alex Prager


YO UNA VEZ FUI UNA NIÑA SOY NIÑA UNA NIÑA DE ALGUIEN

Yo una vez fui una niña soy niña una niña de alguien
no de mi madre no de mi padre el jefe
nos dio un tratamiento especial un tratamiento para algo
especial una paleta o un brillo adhesivo de la

caja de juguetes el mejor que hicimos el mejor premio plástico fabricado
en China un año todos tuvimos un trompo
un año todos tuvimos un golpecito en los hombros
un año todos fuimos despedidos todos

despedidos excepto yo un año todos perdimos nuestras palabras un año
mi padre perdió sus palabras en un ACV
un golpe de mala suerte atascó las palabras
solían ser tan mundanas sus palabras despedidas

él dejó él se va sin previo aviso puede hacer eso
puede ella hacer que eso sí ella puede en esta tierra ella puede
una vez que cantamos canciones alrededor de un piano esta tierra es tu tierra
esta tierra es mi tierra en esta tierra siempre hay alguien

dueña de la tierra en esta tierra alguien que es dueña
de la tierra dueña de los edificios en la tierra dueña de la
gente en los edificios a menos que un terremoto
chupe la tierra como un largo fideo


I ONCE WAS A CHILD AM A CHILD AM SOMEONE'S CHILD

I once was a child am a child am someone’s child
       not my mother’s not my father’s the boss
   gave us special treatment treatment for something
          special a lollipop or a sticker glitter from the

toy box the better we did the better the plastic prize made
       in China one year everyone got a spinning top
   one year everyone got a tap on their shoulders
          one year everyone was fired everyone

fired but me one year we all lost our words one year
       my father lost his words to a stroke
   a stroke of bad luck stuck his words
          used to be so worldly his words fired

him let him go without notice can they do that
       can she do that yes she can in this land she can
   once we sang songs around a piano this land is your land
          this land is my land in this land someone always

owns the land in this land someone who owns
       the land owns the buildings on the land owns the
   people in the buildings unless an earthquake
          sucks the land in like a long noodle



Fotografía de Alex Prager


LA OFICINA DE EDWARD HOPPER A LA NOCHE

El jefe está sentado en el escritorio el jefe no la ve
a ella el jefe está esperando que suene 
el teléfono negro ella también espera que llame el jefe él está
esperando los archivos de ella

su vestido azul como una carpeta de archivos reutilizados alrededor
de su cuerpo sus manos apretadas alrededor de los archivos
el archivador podría comérsela podría sacar su mano 
el jefe podría comérsela el jefe

la quiere pero el jefe quiere más dinero sólo un poco
más el jefe siempre parece querer
un poco de más dinero el jefe no escucha
hay taxis afuera esperando

por todas las mujeres de la calle cruzando la calle
un jefe prepara la cama otro jefe por encima de él
en el apartamento X gira un hisopo en el oído antes de tener sexo
pese a las instrucciones en la caja nosotros

sacamos a mi padre del papel del testamento las letras
con sus pequeñas capas saldrán del papel
quién se hará cargo de mis hijos después quién se hará cargo
de mi padre la voluntad no se hará cargo

de nadie un pedazo de papel no puede hacerse cargo de cualquier persona no
puedo hacerme cargo de todos en algunas noches
me despierto en estado de pánico y no puedo decir si estoy viva o muerta
este año me tiño el pelo así que no tengo que morir





EDWARD HOPPER'S OFFICE AT NIGHT

The boss is sitting at the desk the boss doesn’t look
       at her the boss is waiting for the black telephone
   to ring she also waits for a ring from the boss he is
          waiting for the files from her

her blue dress like a reused file folder around
       her body her hands tight around the files
   the filing cabinet might eat her might take her hand off
          the boss might eat her the boss

wants her but the boss wants money more just a little bit
       more the boss always seems to want
   the money a bit more the boss doesn’t hear
           there are taxis outside waiting

for all the women down on the street across the street
        a boss prepares for bed another boss above him
   in apartment X rotates a Q-tip in his ear before sex
           despite instructions on the box we

took my father out of the paper the living will the letters
       with their little capes will leave the paper
   who will take care of my children later who will take care
          of my father the will will take care

of no one a piece of paper cannot take care of anyone I
        cannot take care of everyone on some nights
   I wake in a panic and can’t tell if I am dead or alive
          this year I dye my hair so I won’t have to die



Fotografía de Alex Prager


EL JEFE NOS LLAMA A CASA EL JEFE NOS PUEDE LLAMAR EN CUALQUIER MOMENTO

El jefe nos dice que prendamos la tele
no para ir al trabajo observo una y otra vez
los aviones los edificios que se encontraron unos a otros

lloraron unos a los otros la gente atrapada la voz del jefe
se sacude el jefe debe parecer familiar como una
madre como a una hermana pero el jefe no es nuestra madre no es
nuestra hermana el zapato no encaja ella puede

quejarse como quejarse puede sentir lástima por otras personas
puede vomitar tristeza cuando alguien dice
es personal cuando no es personal acerca de la persona
cuando los aviones se estrellaron contra las

torres los cuerpos de los pilotos encontraron al director ejecutivo sus cuerpos
presionados juntos su poder trabado
juntos en el piso 54 odiándose unos a los otros abrazándose
unos a los otros como un acordeón


THE BOSS CALLS US AT HOME THE BOSS CAN CALL US ANYTIME

The boss calls us at home the boss can call us anytime
       the boss tells us to turn on the television
   not to go into work I watch over and over
          the planes the buildings that met each

other wept each other the people stuck the boss’s voice
       shakes the boss must look familiar like a
   mother like a sister but the boss isn’t our mother isn’t
          our sister the shoe doesn’t fit she can

whimper does whimper can feel sorry for other people
       can vomit sadness when someone says
   it’s personal when is it not personal about the person
          when the planes crashed into the

towers the pilots’ bodies met a CEO their bodies
       pressed together their power latched
   together on the 54th floor hating each other embracing
          each other like an accordion




Victoria Chang (Detroit, Michigan, EE.UU., 1970) 
Reside en California del Sur
Ganadora del PEN Center USA Literary Award
Ganadora del California Book Award
Traducción de Hugo Zonáglez
para leer más en: KISS
su WEB

2 comentarios:

P MPilaR dijo...

*de quién dueño,
si nadie es rey?*


Miriam Tessore dijo...

Sabía Pilar que te ibas a detener en Victoria Chang

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...