La mujer escribe y eso es lo que importa










12 de julio de 2015

Lupe Gómez, Robar alegría, como quien roba flores



Fotografía de Rachael Putt



ROBAR ALEGRÍA, COMO QUIEN ROBA FLORES


Echar la lengua fuera,
abrir mi agujero.
Ser niñas
de nuevo, como quien
atraviesa las paredes de las casas.
Cuando el mundo es
azul, y estamos enredadas
en la cola del elefante.
Tengo en el corazón
un viejo retrovisor
que nunca me avisa.
Descanso a veces, comiendo
pasteles de nata.
Siento que la vida es
un mural gastado.
Siento que estoy borracha
todo el tiempo, y que
saco las bragas, las bragas
sucias que dejó en mí
el tiempo.
Sólo necesito que no
me mires, que me veas
el alma. Sólo quiero desnudarme,
gritando, tirada en el
asfalto. Nunca más
tu soledad.
Nunca más sentirte
humillada. Nunca más el
delirio de mis ropas.
Nunca más el suplicio
oscuro de la vida. Nunca más
la tristeza de nuestros cuerpos.
Algún día
diremos que los sueños
no eran una ruina.
Somos bailarinas

que sangran
por la boca.
Tenemos frío.
Yo soy feliz en la cuenta
atrás de las horas. Soy feliz
en el paso impasible
del tiempo. Vengo de montes
grandes, inmensos. Vengo de
ríos que llevo dentro de
mí, tengo dentro de mí
bofetadas. Siempre ando
hacia atrás en vez de
ir hacia adelante porque
me gusta más. Y el odio
era mentira. Y yo rompí
la linealidad del verso.
En la feria rasgué el abismo,
tranquila, mirando
las vacas grandes
que mi padre
quería comprar. Siempre fui
esa niña entre los
quesos. Esa niña que
recitaba poesía y abría el
corazón siempre, como si
no tuviese ningún miedo.
Tú también estabas, paciendo,
y alimentando mi
esperanza. Tú también mirabas
hacia el otro lado de los
sueños. Y jugabas con mis
muñecas, en un intento de
atravesar la adolescencia y
despertar en los prados.
Superar todo, como
un caballo. Abrir
la eternidad, vencer.
Robar la alegría,
como quien roba flores
a la que piensa que
también tiene derecho.
Nuestra soledad
es mentira.
Yo quiero gritar alegre
y desgarrar las bragas descosidas
que hay en mi cuerpo.
Saberme
viva.
 




ROUBAR ALEGRÍA, COMO QUEN ROUBA FLORES


  Botar a lingua fóra,
abrir o meu burato.
Ser nenas
de novo, como quen
atravesa as paredes das casas.
Cando o mundo é
azul, e estamos enredadas
na cola do elefante.
Teño no corazón
un vello retrovisor
que nunca me avisa.
Descanso ás veces, comendo
pasteis de nata.
Sinto que a vida é
un mural gastado.
Sinto que estou borracha
todo o tempo, e que
saco as bragas, as bragas
sucias que deixou en min
o tempo.
Só necesito que non
me mires, que me vexas
a alma. Só quero espirme,
berrando, tirada no
asfalto. Nunca máis
a túa soidade.
Nunca máis sentirte
humillada. Nunca máis o
delirio das miñas roupas.
Nunca máis o suplicio
escuro da vida. Nunca máis
a tristeza dos nosos corpos.
Algún día
diremos que os soños
non eran unha ruína.
Somos bailarinas
que sangran
pola boca.
Temos frío.
Eu son feliz na conta
atrás das horas. Son feliz
no paso impasible
do tempo. Veño de montes
grandes, inmensos. Veño de
ríos que levo dentro de
min, teño dentro de min
labazadas. Sempre ando
cara atrás en vez de
ir cara adiante porque
me gusta máis. E o odio
era mentira. E eu rompín
a linealidade do verso.
Na feira rachei o abismo,
tranquila, mirando
as vacas grandes
que meu pai
quería mercar. Sempre fun
esa nena entre os
queixos. Esa nena que
recitaba poesía e abría o
corazón sempre, como se
non tivese ningún medo.
Ti tamén estabas, pacendo,
e alimentando a miña
esperanza. Ti tamén mirabas
cara ao outro lado dos
soños. E xogabas coas miñas
monecas, nun intento de
atravesar a adolescencia e
espertar nos prados.
Superar todo, como
un cabalo. Abrir
a eternidade, vencer.
Roubar a alegría,
como quen rouba flores
ás que pensa que
tamén ten dereito.
A nosa soidade
é mentira.
Eu quero berrar alegre
e rachar as bragas descosidas
que hai no meu corpo.
Saberme
viva.





Lupe Gómez - Guadalupe Gómez - 
(Fisteus Curtis,  La Coruña, España, 1972)
de O útero dos cabalos, Espiral Maior, 2005
Traducción del gallego de María Besteiros
para leer MÁS

2 comentarios:

Leo Mercado dijo...

La soledad es mentira.

Miriam Tessore dijo...

Todo depende del día, hora, minuto, en que lea tu frase Leo...
esta mañana estuve de acuerdo, ahora no

te abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...