La mujer escribe y eso es lo que importa










28 de julio de 2015

María Reimóndez, 5 poemas 5


Fotografía de Steven Meisel


PERÁMBULO (*)

I

Hiladas por la ropa.
Deshiladas por la ropa
que hilamos con el hilo que nos ataba
que nos desafiaba
que nos desataba
que puede desatarnos.
La calidez del cuerpo
frente a la lana o el lino
con poros para respirar.
Y el frío eterno de no tener manos
más que para una rueca
que giró, giró y giró
hasta ahogarnos.
Hoy, con el hilo que nadie hila,
nos desafían nuevas ruecas,
el deseo de ser husos
y la sed de ahogarnos
en las aguas profundas 
de la C mayúscula:
Comprar.

(*) Es una palabra inventada que mezcla preámbulo con perambular 
(introducir pero también caminar sin.objetivo)

PERÁMBULO

I

Fiadas pola roupa.
Desafiadas pola roupa
que fiamos co fío que nos ataba
que nos desafiaba
que nos desataba
que pode desatarnos.
A calideza do corpo
fronte á la ou ó liño
con poros para respirar.
E a friaxe eterna de non ter mans
máis que para unha roca
que xirou, xirou e xirou
ata afogarnos.
Hoxe, co fío que ninguén fía,
desafíannos novas rocas,
o desexo de sermos fusos
e a sede de afogarmos
nas augas profundas
do C maiúsculo:
Comprar.

(de Moda galega, Positivas, 2002)



Fotografía de Steven Meisel


V

Estos son los lugares donde las mujeres
dilapidamos los sueldos
de nuestros maridos,
donde según las películas de holibú
nos curamos la depresión
con una tarjeta de crédito
y donde las pocas emancipadas
desatan su afán consumista
como si fuera una nueva estrategia de poder.
Y ante todo esto
yo me pregunto
si realmente lo sueldos son de nuestros maridos,
si la depresión no nos la provocará la tarjeta de crédito
y si el afán consumista no será la culminación de la antiemancipación.
En esa masa humana
se derrumban todas las creencias
por las fisuras que se abren
entre tantas capas de poder.



V

Estes son os lugares onde as mulleres
dilapidamos os soldos
dos nosos maridos,
onde segundo as películas de holibud
curamos a depresión
cunha tarxeta de crédito
e onde as poucas emancipadas
desatan o seu afán consumista
coma se fose unha nova estratexia de poder.
E ante todo isto
eu pregúntome
se realmente os soldos son dos nosos maridos,
se a depresión non nola provocará a tarxeta de crédito
e se o afán consumista non será o cume da antiemancipación.
Nesa masa humana
derrúbanse todas as crenzas
polos espazos que quedan
entre tantas capas de poder.

(de Moda galega, Positivas, 2002)



Fotografía de Steven Meisel



Fragoso: Moda estilo


Para ti, que ya sabes quién eres.

Miro 
y veo mis pies
en el escaparate,
como intentando
ponerle cuerpo
a un maniquí sin cabeza.
Me pregunto
si es eso 
lo que realmente se ve,
si es eso
lo que a todos, 
incluso a ti
les gustaría ver
en vez de esta
radical
de ideas obcecadas.
Las discriminaciones,
las opresiones,
las violencias.
Yo, la radical
en contra
de todas esas cosas.
No los que matan,
oprimen,
violan,
menosprecian,
mandan,
intimidan…
esos son los equilibrados
de nuestra sociedad.



Fragoso: Moda estilo

Para ti, que xa sabes quen es.

Miro
e vexo os meus pés
no escaparate,
como intentando
poñerlle corpo
a un manequín
sen cabeza.
Pregúntome
se é iso
o que realmente se ve,
se é iso
o que a todos,
mesmo a ti,
lles gustaría ver
no canto desta
radical
de ideas obcecadas.
As discriminacións,
as opresións,
as violencias.
Eu, a radical
en contra
de todas esas cousas.
Non os que matan,
oprimen,
violan,
menosprezan,
mandan,
intimidan...
eses son os equilibrados
da nosa sociedade.

(de Moda galega, Positivas, 2002)


Fotografía de Steven Meisel


Tengo derecho a ser ignorante
tengo derecho a mutilar mi cuerpo
tengo derecho a discriminar a la diferente
tengo derecho a ser víctima y dependiente
tengo derecho a unos Manolo Blahnik y a mis orgasmos.
Y una que pensaba que derecho era
tener que comer
vivir sin violencia
decidir sobre el propio cuerpo
y la propia vida.
independientemente del color de la piel
la clase social
el origen
y la lengua.
¿Pero a quién le importa todo eso
habiendo Blahniks de imitación
y orgasmos fingidos?


Teño dereito a ser ignorante
teño dereito a mutilar o meu corpo
teño dereito a discriminar á diferente
teño dereito a ser vítima e dependente
teño dereito a uns Manolo Blahnik e aos meus orgasmos.
E unha que pensaba que dereito era
ter que comer
vivir sen violencia
decidir sobre o propio corpo
e a propia vida
independentemente da cor da pel
a clase social
a orixe
e a lingua.
Mais a quen lle importa todo iso
habendo Blahniks de imitación
e orgasmos finxidos?

(de Moda galega reloaded, Positivas, 2014 -revisa e actualiza a obra de 2002-)



Fotografía de Steven Meisel



La concentración de capitales
la contracción de la economía
la cadena de mano de obra concentrada en un único patrón
la contracción del músculo de un glúteo eternamente juvenil
para que todas sirvamos finalmente,
esclavas,
a los mismos amos.

A concentración de capitais
a contracción da economía
a cadea de man de obra concentrada nun único patrón
a contracción do músculo dun glúteo eternamente xuvenil
para que todas sirvamos finalmente,
escravas,
aos mesmos amos.

(de Moda galega reloaded, Positivas, 2014 -revisa e actualiza a obra de 2002-)





María Reimóndez (Lugo, España, 1975) Reside en Vigo
POETA/TRADUCTORA/INTÉRPRETE
Fundadora de la ONG de Cooperación IMPLICADAS NO DESENVOLVEMENTO
Traducción al castellano de la autora
para leer MÁS
su WEB


1 comentario:

Vera Eikon dijo...

Feminismo para comenzar el día. No la conocía y eso que es de bien cerca. Gracias Miriam!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...