La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de julio de 2015

Yanina Audisio, 2 poemas 2







ESA FORMA

El cuerpo agota su condición
De materia y se sujeta
A la caída de los sentidos
Donde el espacio desnuda
El juego de los contrastes
Bajo el manto está el olvido
Y el movimiento es una fuga
Imperceptible y absoluta
Un charco de vigilia rota
El cuerpo sigue perdiendo
En la mañana su noche
Animal asesinado
Por un baño de lenguaje
Inaugura algo que fue temblor
Repliega todos sus quiebres
Y destella fuera de su límite
Dos armas de la negrura.


QUESTA FORMA 

Il corpo consuma la sua condizione
Di materia e si afferra
Alla caduta dei sensi
Dove lo spazio spoglia
Il gioco dei contrasti
Sotto il manto c’è l’oblio
E il movimento è una fuga
Impercettibile e assoluta
Una pozzanghera di veglia rotta
Il corpo continua a perdere
Nel mattino della sua notte
Animale ucciso
Per un bagno di linguaggio
Inaugura qualcosa che è stato tremore
Ripiega tutte le sue fratture
E scintilla fuori dai suoi limiti
Due armi dall’oscurità.










MANCHA

Es difícil saberlo
Todas las estrellas son soles
Y estamos girando...
Dentro de la gran noche
El campanario se incrusta
Bajo mis costillas
Sangro amarillo
Me decís
El lienzo
El cuerpo
El inconsciente
Me decís algo se escribe
Más allá de vos
Algo se escribe en la gran noche
Mientras callamos
O vos callás y yo grito
Algo se escribe
No te querés manchar las manos
Pero ya están verdes
Como de rama desprendida
Como de rama sobre la que acaba de llover
Me crece un follaje oscuro
De la cabeza para afuera
Hay una ciudad pequeña
Donde no cabemos
Hay una serie de gente entre las rayas
Pero no se ve
Alguien prendió las luces
Alguien decretó
No alcanzan los soles
Decís
El lienzo
Tu cuello
Se está apagando la almohada
Gemí más cerca
Estás destruyendo todo
Y es verdad
Cuando me muevo un poco
Los soles
La gente invisible
Si me moviera un poco
El follaje
Los gemidos
El lienzo sin pintar
Cuando me mueva un poco
La gran noche quedará inconclusa
En esa porción de blanco
Llorará la sangre
Amarilla
En esa porción de blanco
Vas a mirar caer
Algo que se escribe
Conmigo el lienzo
Sin pintar pero mucho menos blanco
Que la parte del cuadro
Donde seré la ausencia
Estoy poniendo conmigo
La gran noche
La hago mía
Para que sea menos tuya
Cuando me mueva un poco
La parte del cuadro que no me tenga
Será el viento
Detrás nuestro
Cuando me mueva un poco
Será para que rasgues el lienzo
Donde el cuerpo
El inconsciente
Y todos los magmas que se agitan
En eso de afuera
En eso de adentro
No digan pincelada
No digan soledad
Estoy portando la gran noche
Alucinada
Yo
La noche
Cuando me mueva un poco
Te pondré la mancha
En el espacio
Donde no puedas decir
La locura es de otros.






Yanina Audisio 
(Río Cuarto, Córdoba, Argentina, 1983)
Reside en Buenos Aires
POETA/TRADUCTORA/PSICÓLOGA
de La noche en los perros, Expreso Nova Ediciones, 2013
para leer más en sus blogs: INVENTAR UN PÁJARO 
y LAS PUNTAS DEL CLAVO

3 comentarios:

P MPilaR dijo...

Todas fueron soles. Mientras tuvieron luz. Ya no queda estrella que lo alumbre

carlos perrotti dijo...

Impresiona la poesía de Yanina Audisio. Gracias por revelarla...

Vera Eikon dijo...

Quizás la locura no sea más que un sueño compartido, aunque no seamos con quien.En eso se parece mucho a la poesía....Bico Miriam

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...