La mujer escribe y eso es lo que importa










6 de septiembre de 2015

María Mercedes Vendramini, 6 poemas 6


Fotografía de Laura Stevens


Otra vez la tristeza

estancada 
muda

y el corazón delata.


Di nuovo la tristezza

stagnante
muta

e il cuore rivela.

(Traducción del CCTM)




Fotografía de Robin Macmillan



Mujer mitad sueños
mitad real
a imagen de mi sustancia

la que late
vibra
se eleva

y sobrevive.




Fotografía de Tamara Dean 



Desprenderse

abrir las manos

soltar todo

dejarse caer

entonces
mirar.


Staccarsi

aprire le mani

slegare tutto

lasciarsi cadere

quindi
guardare.

(Traducción del CCTM)




Fotografía de Robin Macmillan


Hoy podría amasar el pan
entregarte el cántaro
reconocer la hostia
cuidar el fuego

pedirte tiempo

tengo más amor
heridas que curar

un dibujo incompleto
de la eternidad

y el arduo trabajo
de borrar mis huellas.






Fotografía de Peter Lindbergh


Hay un tiempo para partir

todo se va

el amor
los hijos
la vida

este es tu cuerpo

deja que me demore en tu frente
que te nombre con todas las voces
que cierre empecinada los ojos
para no ver
como te desvaneces en el camino

aún no sé

si hay un tiempo 
para regresar.
C’è un tempo per partire

tutto se ne va

l’amore
i figli
la vita

questo è il tuo corpo

lasciami indugiare sulla tua fronte
che ti nomini con tutte le voci
che chiuda turbata gli occhi
per non vedere
come svanisci nel cammino

ancora non so

se c’è un tempo
per tornare.

(Traducción del CCTM)




Fotografía de Peter Lindbergh



Al final

escribías solo para que te leyéramos



para que te lea hoy

y sepa

cómo fueron esas últimas tardes



el cielo   los árboles

el pájaro final

la línea de clausura
sobre
tu
ráfaga
en
el
tiempo.







María Mercedes Vendramini 
(Córdoba, Argentina, 1945)
de Hebras, Alción Editora, 2012
para leer más en: LUNA DE PÁJAROS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...