La mujer escribe y eso es lo que importa










28 de septiembre de 2015

Olga Elena Mattei, 3 poemas 3 (+1)


Robin Wright por Peter Lindbergh


SI ME VIERAS ASÍ

Si me vieras
en estado de éxtasis,
efervesciendo interiormente,
con esta sensación
quemante y dolorosa
de tener en las venas
líquidos ácidos...
A punto del desmayo,
casi embriagada
(aunque asceta),
demudada, catatónica,
con los ojos estáticos, perdidos,
las pupilas abiertas,
y un rictus en los labios
que delata este trance
desorbitado...
Si me vieras así,
aún no me creerías
que es por amarte...
que eres tú quien me lleva
a este estadio espiritual
en que soy
sólo energía.

(de El profundo placer de este dolor, Fondo Editorial Ateneo Porfirio Barba Jacob 
Fiesta del Libro y la Cultura, Medellín, 2007)



Robin Wright por Peter Lindbergh


CACTUS

Felicidad,
no puedo
escribir un poema que desangre
mi pulso frente al cielo.

Embriagada de jugos exultantes,
el amor burbujeando
espirituosos gases
en la corriente interna de mi talle
y en la celda
profunda de la idea:

Mi palabra se abre
como flor de cactus
en la noche y se ofrece
a las pupilas
de los astros
con su copa de aroma
que se alza y evapora,
y bajo el día
se cierra silenciosa, ciega,
temerosa del polvo y de la espera.

Cactus soy,
arcilla de carne florecida,
vaso de líquidas ofrendas.

Para la sed que llevas
en tu lengua,
yo encierro entre mis células
el jugo de la vida.




 Robin Wright por Peter Lindbergh



OTRA REALIDAD

Soy un yo compuesto de
tus enigmas y mi ego.
Vivo el tiempo
como una vida paralela
en donde eres protagonista
central de la otra
realidad que me duplica.
Y mientras vivo en dualidad
con un ser fantasmal,
ya no percibo cuál
es la verdad:
si mi realidad es esta trama cotidiana
en la que se ubica mi humanidad corpórea,
o es este transcurrir mental de tu presencia,
donde transita mi alma.




Olga Elena Mattei


BONUS TRACK


Yo soy una señora burguesa
con la barriga inflada
y escribo poesías
con dolor de garganta.
He sido
niña prodigio
muchachita insoportable
mala estudiante
reina de belleza
modelo
de esas que anuncian
sopas, o telas o artículos diversos…
Me metí en este lío inevitable
de enamorarme
y sacrificar a un pobre hombre
hasta convertirlo en un marido
(sin mencionar de paso
en qué me he convertido)
y cometí el abuso social
imperdonable
de tener cinco hijos.
He fracasado como madre
como esposa
como amante
como lectora
como filósofa.
Lo único que puedo hacer
mediocremente bien
es ser
señora burguesa
y despreciable
imperdonablemente inútil.
Y eso
es precisamente lo que me infla
la barriga
y me hace escribir poesías
con el dolor de garganta
que me saca la rabia.
Porque todos los días me acuerdo
de la guerra y el hambre
que son tan reales como las señoras
a la misma hora
en que estoy aquí sentada
como una pendeja.

(publicado en La gente, 1972)





Olga Elena Mattei Echavarría
(Medellín, Colombia, 1933)
para leer una ENTREVISTA

3 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Todas las poesías muy bellas.
Besos.

Miriam Tessore dijo...

Hay muchísimos poemas de ella en la web, creo que te van a gustar tanto o más!
Abrazo Amapola Azzul

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantásticos poemas.

La verdad es que es un hallazgo. Gracias.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...