La mujer escribe y eso es lo que importa










24 de septiembre de 2015

Ollie Schminkey, Tetas


Fotografía de Chloe Aftel


TETAS

La primera vez que le toqué las tetas a alguien 
fue como descubrir las siete maravillas 
del mundo sexual. 

La gran pirámide de “Dios, esta mierda es la hostia”.
A veces la gente me pregunta 
cuándo supe que era queer. 
Yo estoy más que segure de que lo sabía antes de tocar tetas, 
pero después de la teta: 
¡ ¡ Fuah!! Después de la teta 
todo 
quedó claro para mí.

Una teta, 
dos tetas, 
tetas grandes, 
tetas pequeñas para sostenerlas entre mis manos, 
o con mis dientes, 
o para sentirlas apretadas contra mi pecho. 
¡Soy une fanátique certificade de las tetas!

Me pierden sus curvas, el suspiro silencioso que dejan. 
Tocar esos cuerpos casi me hace creer en Dios, 
porque no veo a la naturaleza capaz de crear nada a la altura.
Pero también sé que la mayoría de los dioses 
castigan más que perdonan, 
y mi propio cuerpo se siente más
como una guillotina 
que como un regalo.

A veces, la gente me pregunta cuándo supe que era transgénero. 
Me preguntan si siento que nací en el cuerpo equivocado. 
Como si el género fuera así de simple. 
Como si mi cuerpo por sí mismo 
fuera ese par de esposas 
que me encadenan a una vida como ama de casa, 
como madre, 
como mujer. 
Yo no estoy atrapade en mi cuerpo. 
Yo estoy atrapade en la percepción que otras personas tienen de mi cuerpo.
Mi cuerpo es algo que solo puedo amar desde la distancia, 
un amante que solo acaricio en secreto.
Es muerte por asfixia: No me queda ni aire para pedir auxilio.
Yo me digo que la cirugía es cara, que es peligrosa, 
que los dolores de espalda del vendaje en realidad no son tan malos.
Además, a mí me encantan las tetas en otras personas,  
¿por qué no puedo simplemente disfrutar las mías? 
Pero cuando le digo a la gente mi verdadero nombre, 
siguen usando el incorrecto. 
Les digo “no chica” 
y me devuelven “mujer, señorita, ella”. 
Les digo “no mujer” 
y responden “Pobre niña, no está en tus manos decidir eso.”
Y yo no quiero odiar a mi cuerpo por esto. 
Mi cuerpo no está mal. 
La forma en que el mundo habla de mi cuerpo está mal. 
Pero mi cuerpo 
es lo único 
que puedo 
cambiar.

Mi mejor amigo me pregunta por qué quiero una cirugía, una masectomía doble voluntaria. 
Por qué querría extirpar una parte del cuerpo perfectamente sana. 
Yo le respondo que no es sano sentirte insegure en tu propio cuerpo.
Este pecho se siente como un órgano sexual fuera de sitio.
Si tuvieras un pene creciéndote del codo, probablemente querrías extirpártelo. 
Todo el mundo se te acercaría y te hablarían del carajo de tu codo. 
No te dejarían jamás ser nada más que tu cuerpo.
Yo soy mucho más que un cuerpo; pero, en días como estos, 
solo puedo querer a mi pecho como se quiere a un llanto necesario.

Cuando mi colega me dice que soy un cementerio, 
mi vida se convierte en un funeral constante. 
Y no puedo ser feliz con todos estos fantasmas viviendo aquí dentro.

Así que dejad de llamarme enferma.
Dejad de mirar a mi cuerpo y encadenarme a lo que sea en que creáis que mi cuerpo me convierte.

Yo no nací en el cuerpo equivocado.

Yo nací en un mundo 
que no tiene 
ni puñetera idea 
de lo que mi cuerpo
significa.

BOOBS

The first time I ever touched someone else's breasts, it was like discovering
the seven wonders of the sexual world.

The great pyramid of "God this shit is awesome."
Sometimes people ask me when I knew I was queer. I'm pretty sure
knew before I touched the boob, but after the boob,
oh after the boob, everything was made clear
to me.

One boob, two boob, big boob, small boob
to hold them in my hands or mouth or feel them pressed
against my chest. I am a certified boob enthusiast!

I love the back arch, the small sigh. Touching these bodies almost makes me believe in God
because I don't trust nature to create anything this
good. But I also know that most gods punish more than
they forgive, and my own body feels more like a guillotine than
a gift.

Sometimes people ask me when I knew I was transgender. They ask me if I feel like 
was born in the wrong body. As if gender is that simple.
As if my body is a pair of handcuffs chaining
me to housewife, to mother, to woman.
I am not trapped in my body. I am trapped in other people's perceptions of my body.
My body is something I can only love from afar, a
mistress I can only caress in secret; it is death
by way of choking. I have no air to even call for help.
I tell myself that top surgery is expensive; it's dangerous, the backaches from binding
aren't really all that bad. Besides, I love boobs
on other people; why can't I just love my own? But when I tell
people my name, they still use the wrong one. I say "not girl,"
and they give me back "woman, lady, she." I say "not
woman," they say "silly girl, it is not up to you
to decide."
And I don't want to hate my body for this. My body is not wrong. The way
people talk about my body is wrong. But my body is the only thing I can change.

My best friend asks me why I want top surgery, a voluntary double mastectomy. He asks
me why I would want to cut off a perfectly Healthy body part.
I tell him it is not Healthy to feel unsafe in my body.
This chest feels like a misplaced sex organ. If you had a penis growing from your
elbow, you'd probably want to cut it off. People
would come up to you and talk to you about your elbow penis.
They would never let you be anything more than your body.
I am more than my body, but
these days, I can only love my chest like a good cry.

When my friend says I am a burial ground, my life becomes a
constant funeral, and I can't be happy with all of
these ghosts living inside me. 

So stop calling me diseased. Stop
looking at my body and chaining me to whoever you think it makes me.

I was not born into the wrong body.

I was born into a world that does not know what my Body means.



ph Jim Smith
Ollie Renee Schminkey
POETA/MÚSICO/ARTISTA/GENDERQUEER
Traducción de Carmen Callejo
en FACEBOOK
para leer MÁS
su WEB

(*) NOTA DE LA TRADUCTORA:  
Ollie se clasifica a sí misme como "género neutral"
Es une activiste transexual genderqueer. 
Por este motivo, la gramática y pronombres que le definen son neutros 
por lo que la traducción de su poema se ha realizado también en sus propios pronombres







4 comentarios:

Diana Laurencich dijo...

No me gustó.No sé por qué. Vi el video también. Menos. Me siento mal. Todos se reían y a mí no me daba gracia ni la chica ni lo que decía. Pero bueno. Besacho Miriam.

Miriam Tessore dijo...

A mí me apasiona adentrarme en territorios que desconozco. Sé muy poco y he pensado NADA en cómo se siente una persona que no entra en los géneros establecidos como únicos durante miles de años. Sin embargo los sentimientos/las emociones son universales, y me conmueve.
Seguramente no me reiría siendo espectadora como no me rio leyendo. Porque Ollie, como tant@s otr@s, sufre y eso no me pasa desapercibido .

Apoptosis mental dijo...

Buenas, Diana.

Gracias por tu comentario.

Aprecio que tengamos diferentes gustos en poesía, la diferencia siempre es sana :). En mi opinión, considero que no deberíamos resumir el poema en un poema para echarse unas risas, ya que expresa la parte más dura de un colectivo transexual que a día de hoy está muy silenciado e invisibilizado y para quien tener referentes que hablen en voz alta sobre esta cuestión les salva, literalmente, la vida (las tasas de suicidios y homicidios a la comunidad trans son enormes a día de hoy).

A parte de las diferencias en apreciación hay algo que sí me parece necesario recalcar: Ollie es transgénero neutro, ni mujer, ni hombre y responde a géneros neutros (En español, eso correspondería a no emplear ni femenino ni masculino sino una forma neutra que en nuestro estado suele leerse con -e en lugar de -a u -o).

Por lo tanto, para respetar su realidad y no anular su existencia trans, agradecería mucho si pudieras sustituir en tu comentario "la chica" por "le chique".

Gracias de nuevo por la crítica y espero que no se entienda mi respuesta como un ataque, sólo quería añadir mi perspectiva :) . Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

El poema expresa un drama, un drama fuerte que debe ser comprendido y aceptado.

Conocí a un chico que se sentía mujer. Y comenzó la transformación de su cuerpo para ser una mujer. Pero luego amaba a las mujeres. Es decir...deseaba tener el cuerpo de una mujer y desde mujer amar lésbicamente a otras mujeres. Claro, era hétero y amaba a las mujeres pero no desde su realidad de hombre, sino desde su deseado cuerpo de mujer. En fin, un lío...pero todo bastante dramático...

Creo que la transexualidad tiene sus códigos, su sensibilidad, sus poemas, sus formas de sentir y reivindicar su realidad.

A mí me ha parecido fuerte el poema y desde luego para reflexionar.

Un fuerte abrazo
Ana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...