La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de septiembre de 2015

Rosa Espinoza, Sin Adán y sin ventana (+1)


s/d del autor



SIN ADÁN Y SIN VENTANA

Arruiné un amor.
Era una manzana perdida en la rama de un árbol.
Pendía sola, sin esperar que la desearan.
Cayó al suelo rindiéndose ante
una ráfaga débil, una ventisca.
Ahora es alimento de gusanos.
Pronto será polvo, volátil basura,
sustancia inútil de la tierra.




 Natalia Vodianova por Peter Lindbergh



EL SUR EN MIS VENTANAS

No miro televisión. Prefiero las ventanas. La mía es grande y voltea al sur. La gente piensa que cuando uno las abre, salen cosas y no, entran. En realidad son puertas. El sol peina sus cristales, remueve la flojera de mis ojos, luego vienen los pichones y el día se desata. Los recuerdos son ventanas. Una mosca gruesa golpea contra el cristal duramente. Insiste, insiste, insiste hasta que se derrumba y muere. Solía esperar a mi madre, nadie me dijo que no regresaría. Las ventanas son espera. Una piedra atraviesa los cristales y su música es una alegoría, un sueño, una expectativa. Nunca una tragedia. Por mi ventana atraviesan sueños, damas elegantes, gatos pulgosos, arañas trasnochadas. Cuando miro por la ventana de los otros, armo sueños sin dormir. A veces, me miro pasar y hago que no me veo, pero me detengo y encuentro visajes que no me conocía. A las moscas verdes les gusta mirar por la ventana. El eco del zumbido les excita. Un horizonte morado se asoma, deja ver el ocaso cansado de la ciudad. Mi madre nunca llegó, pero está ahí, prendada del alféizar, entre las cortinas y el sopor. Una ventana es inicio y fin.




Rosa Espinoza 
(Mexicali, Baja California, México, 1968)
POETA/NARRADORA/EDITORA
para leer más: COFIBUK
su blog: ROUS IS ROUS

2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué buenos poemas, Emma:

Especialmente me ha gustado el segundo, la prosa poética. Es muy sugerente y elegante.

Un beso
Ana

Miriam Tessore dijo...

Anita :) gracias por estar cerca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...