La mujer escribe y eso es lo que importa










2 de octubre de 2015

Aída Roisman, 3 poemas 3



Fotografía de Alexander Kan


III

no estoy
y no porque "hoy los diarios
no hablen de mí"
sino que tú
el testimonio
de mi existencia
no me ve
no te veo


III

non ci sono
e non perché ”oggi i giornali
non parlino di me”
ma perché tu
la testimonianza
della mia esistenza
non mi vede
non ti vedo

(Traducción del CCTM)



Fotografía de Alexander Kan



V

o acaso la soledad
no es otra cosa que el límite
rehén de uno mismo
en la prueba del "yo"
y en la amputación del "tú"
también rehén


O forse la solitudine
non è altro che il limite
ostaggio di se stesso
nella prova dell’”io”
e nell’amputazione del “tu”
anche ostaggio


(Traducción del CCTM)




Fotografía de Alexander Kan




VI

cuando el dolor ya no duele
y se ha olido y saboreado
lo adverso con deber
de hormiga llana
carreta en subida a casa

cuando completa en amantes

y parientes
se sujetan fantasmas a las puertas

es tal vez la hora de las viejas ceremonias


de este árbol indiviso y testigo que me invita

y de las fronteras que me ligan a ti
agónicamente
humano





Aída Roisman 
(Córdoba, Argentina, 1937-2014)
de Dos sentenciasBabel Editorial, Córdoba, 2012
para leer MÁS

4 comentarios:

P MPilaR dijo...

impresionante, no ver sin oir más!

carlos perrotti dijo...

Alta poesía. Íntegra, nada de más.

Miriam Tessore dijo...

Encantadísima estoy que les guste!
y feliz de haberme encontrado con sus libros.

Saludos Pilar y Carlos

Horacio Beascochea dijo...

repito elogios: impresionante

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...