La mujer escribe y eso es lo que importa










8 de octubre de 2015

Alfonsina Clariá, 3 poemas 3



Fotografía de Julie de Waroquier


Sé que los muertos no escriben,
que no habrá más
cartas tuyas para mí,
salvo las que guardé.

Y sin embargo, mi nombre,
aún naufraga
en el trazo azul de tu caligrafía.

Cuántos papeles y dedicatorias,
cuántos retratos y fotografías,
emergen de los cajones
con fechas y detalles que quizás
no escribiste para mí.

Pero…
¿para quién habrían de ser ahora

sino para mis ojos que te invocan
en medio de la sombra
que va tejiendo
la mentira de tu ausencia?
             




Fotografía de Julie de Waroquier




La casa entera
en treinta y dos canastos.

Ya no sé qué hay en cada uno.
En cambio, estos objetos
saben quién soy, lo que tengo
y lo que dejé ir.

Contemplo el laberinto
de cosas familiares:
los espejos que cada día
vieron pasar un rostro
que ya no era el mismo,
los libros que cada noche
precedieron al sueño,
los utensilios de cocina
tan poco usados,
la ropa, los muebles,
los juguetes…

Ahora que al fin
terminé de embalar,
pienso que podría dejar todo,

llevarme solamente
esta quietud,

el silencio de las manos
otro orden en los ojos.



Fotografía de Julie de Waroquier



¿Qué rumores laten
en la casa vacía?

¿Qué ojos abren las cóncavas
aristas de la sombra?

¿Qué detonaciones
replican los pasos y las voces
de los ausentes?

¿Qué bulliciosa alegría
se perpetúan en los escombros?

¿Quién habita este silencio?

Che rumori battono
nella casa vuota?

Che occhi aprono i concavi
spigoli dell’ombra?

Che esplosioni
ripetono i passi e le voci
degli assenti?

Che rumorose allegrie
durano nelle rovine?

Chi abita questo silenzio?

(Traducción del CCTM)




Alfonsina Clariá 
(Córdoba, Argentina, 1972)
de MudanzasEdiciones Recovecos, 2015
para leer más en: PALABRA ARGENTINA  y MÁS

2 comentarios:

P MPilaR dijo...

Las cartas que vieron luz,!!!

P MPilaR dijo...

Las cartas que vieron luz,!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...