La mujer escribe y eso es lo que importa










8 de octubre de 2015

Mary Oliver, El día de verano


Fotografía de Marius Filipoiu



EL DÍA DE VERANO

¿Quién creó el mundo?
Quién creó el cisne, y el oso negro?
Quién creó la langosta - quiero decir
ésta que ha dejado el pasto de un salto,
ésta que está comiendo azúcar de mi mano
y mueve sus mandíbulas de adelante hacia atrás en vez de abajo hacia arriba,
que observa a su alrededor con sus enormes y extraños ojos.
Ahora levanta sus pálidos antebrazos y lava su cara minuciosamente.
Ahora golpetea sus alas abiertas, y vuela a lo lejos.
No sé bien qué es una plegaria.
Pero sé cómo prestar atención, cómo caer
en el pasto, como arrodillarme en el pasto,
como ser frívola y agradecida, cómo perderme a través de los campos
que es lo que he estado haciendo todo el día.
Dime, qué más se supone que hiciera?
Acaso al final no muere todo, y demasiado pronto?
Dime, qué pensás hacer con tu salvaje, preciada vida?

(Traducción de Paula Aramburu)



THE SUMMER DAY

Who made the world?
Who made the swan, and the black bear?
Who made the grasshopper?
This grasshopper, I mean-
the one who has flung herself out of the grass,
the one who is eating sugar out of my hand,
who is moving her jaws back and forth instead of up and down-
who is gazing around with her enormous and complicated eyes.
Now she lifts her pale forearms and thoroughly washes her face.
Now she snaps her wings open, and floats away.
I don't know exactly what a prayer is.
I do know how to pay attention, how to fall down
into the grass, how to kneel down in the grass,
how to be idle and blessed, how to stroll through the fields,
which is what I have been doing all day.
Tell me, what else should I have done?
Doesn't everything die at last, and too soon?
Tell me, what is it you plan to do
with your one wild and precious life?


EL DÍA DE VERANO

¿Quién creó el mundo?
¿Quién dio forma al cisne, al oso negro?
¿Quién hizo al saltamontes?
Me refiero a este saltamontes,
el que acaba de saltar en la hierba,
el que ahora come azúcar de mi mano,
el que mueve las fauces de atrás para adelante y no de arriba abajo,
el que mira a su alrededor con enormes ojos complicados.
Ahora levanta una de sus patas y se lava la cara cuidadosamente.
Ahora de pronto abre sus alas y se va flotando.
Yo no sé con certeza lo que es una oración.
Sin embargo sé prestar atención
y sé cómo caer sobre la hierba,
cómo arrodillarme en la hierba,
cómo ser bendita y perezosa,
cómo andar por el campo,
que es lo que llevo haciendo todo el día.
Dime, ¿qué más debería haber hecho?
¿No es verdad que todo al final se muere, y tan pronto?
Dime, ¿qué planeas hacer con tu preciosa, salvaje, única, vida?

(Versión de e-soliloquio)








Mary Oliver (Cleveland, Ohio, EE.UU., 1935)
de House of Ligth, Beacon Press, 1990
y en New and Selected Poems, 1992
Beacon Press, Boston, MA
para leer la hermosa nota: LA POETA DEL ASOMBRO
para leer MÁS

1 comentario:

Ana Muela Sopeña dijo...

Una gran poeta, sí.

Excelentes traducciones las que has traído aquí.

Un fuerte abrazo
Ana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...