La mujer escribe y eso es lo que importa










18 de diciembre de 2015

Ángeles Mastretta, Mar y volcanes


Fotografía de Julian Hibbard



MAR Y VOLCANES

Los volcanes brotaron del fondo de la tierra para consuelo y joya, para sombra y cobijo de quienes nunca nada entienden. Hace millones de años que están ahí mirándose y que el tiempo es un juego para su juramento y nuestro juramento es otra pena para su largo tiempo de escuchar juramentos.

Ellos lo saben, y ella mientras los mira va sabiendo: no hay una tarde igual a otra, no hay amor de hoy igual al de mañana, no hay te juro que siempre, no hay detente. Y en un millón de años y el mes que entra, aunque sigan ahí todo será distinto, por idéntico que todo parezca todo será distinto, porque todo en la vida es único, irrepetible y fugaz. Todo, hasta los inmutables volcanes y su carga de juramentos olvidados.

Hay cosas en la vida que son como lava, algo que nos alcanza más pronto de lo que imaginamos, algo que nos toca a pesar de todo el esfuerzo que dediquemos a tratar de evitarlo. Sin embargo, uno casi siempre corre cuando lo siente venir.



Ángeles Mastretta (Puebla, México, 1949)
de Puerto libreMéxico: Cal y Arena, 1993
para leer MÁS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...