La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de diciembre de 2015

Guido Guidi, 3 poemas 3



Fotografía de Kylie Woon



MIENTRAS TANTO

mientras escribimos
estas transpiradas líneas u otras
alguien nos está robando el agua

mientras nuestros pies estudian
la más envolvente coreografía de danza
alguien nos está robando la tierra

mientras componemos minuciosos
el más armonioso acorde
alguien nos está robando los bosques

mientras nuestro pincel se acaricia
untando en brillantes óleos contra la tela
alguien nos está robando la limpidez del cielo

alguien que no es artista
acostumbrado a comprar belleza
está comprando cada rincón de nuestro futuro
para revenderlo más caro, a cada rato

y para callarnos comprará quizás
uno o dos tomos de nuestra estupidez
tres o cuatro enormes telas
que a los sumo nos servirán para esconder la vergüenza

mientras tanto
superpoblamos los foros de la estética
y nuestros aullidos de simios perfumados
no llegan siquiera a interesar a una
de las millones de orejas de cualquier hiedra

mientras tanto
vamos pensando en ampliar el living
para que nuestra vanidad esté más cómoda
y recibirnos y regodearnos de éxitos
ante un minúsculo recorte de diario

en lo que dura este texto,
han caído muchos metros de monte
se han contaminado muchos metros de río
han desalojado a varias familias
y nacieron varios niños que no tendrán nada que comer
y que nunca tendrán un puto pedazo de cielo donde morir

mi estética es la belleza de mi tierra
es la múltiple armonía del idioma de mi gente
esa es la trinchera donde defiendo todos los días el futuro
y mientras tanto
escribo.




Fotografía de Kylie Woon



PENSÉ

Pensé...
Pero eso fue hace como mil años
Que podíamos juntos cultivar la misma tierra
Que te enseñaría del arado
y me enseñarías las estrellas
Pensé que podíamos aún en otro idioma

Pensé...
Pero eso fue hace como quinientos años
Que debíamos compartir el oro y la siembra
Que nada nos haría olvidar
que el mismo pueblo nos nacía
Pensé que debíamos cuidar aquella paloma

Pensé...
Pero eso fue hace como cien años
Que venías con aliviantes artefactos y esferas
Que repartíamos el sudor, el saber y las esperas
Pensé que todo hijo nacido nuestro era

Pensé, en fin
Hace unos minutos
Que la paz es buena cuando es entre vivos
Que la paz es santa cuando escucha y no sólo reza
Que la paz es sana cuando toda la sangre es pareja
Pero eso fue
Hace como mil muertos



Fotografía de Kylie Woon



CORTÁZAR

Tengo una vida maravillosa
en mi soledad
imaginate qué sería
si fueras vos
la que tocara el timbre
cada mediodía

hasta acá nada poético, lo confieso
podrías ser la chica del delíberi
o la que yo fui a buscar
con la excusa de la papafrita

o podría ser que nuestro vículo
tuviera más que ver con el sacrificio
de no ver que tu hombre
se levanta siempre más tarde

y de...qué lindo que en mi casa
no hacen falta empleadas domésticas
porque total "estás vos",
espolvoreando mis ideas

nada de eso he intentado 
aunque dudo en confesarlo,
sería lindo que estuvieras
liderando una tribu de plumeros
que aprenden a navegar sobre estropajos
para derrotar al fin,
esa caprichosa actitud de los mares
que tienden a depositar el polvo
donde nadie nunca, podrá mirarlo

hablo con este papel en las manos
solo
como si fuera peligroso que estuvieras
frente a tanta calma
capitaneando un infierno

hablo porque no hay timbre en mi casa
hablo porque tanta luz no alcanza
a iluminar mi vergüenza
todas las veces
a la hora señalada

igual sería lindo
muy lindo
que golpearas la puerta




Guido Guidi 
(Córdoba, Argentina, 1955)
POETA/CANTAUTOR/MÚSICO
de Poemas necesarios, Narvaja Editor, Unquillo, 2010
para leer más en: EL OJO CON DIENTES
para leer una ENTREVISTA

2 comentarios:

Noemí Correa Olivé dijo...

Excelente tu poesía, Guido, siempre un placer leerte.

Noemí Correa Olivé dijo...

Excelente tu poesía, Guido, siempre un placer leerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...