La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de marzo de 2016

Gastón Malgieri, Trompo (+1)


Fotografía de Gastón Malgieri




TROMPO

El duelo tiene estas cosas,
uno anda armando comparaciones
para justificar el llanto,
como si la partida no fuera suficiente,
para amagar que entiende
y sin embargo,
sigue sin entender
y no hay caso.
Terco,
compara
para ver si es posible
que duela más
aun más.
Para la foto.

En eso andaba,
doliéndote
cuando pensé
lúdicamente hablando
un trompo no es un trompo
por el simple hecho de.
nada tiene que ver
el girar con que te hayas ido,
seguro.



(gritarás a 3 de los cuatro vientos

y agregarás imbécil

sólo para darle fuerza a la idea).



Puede que no,
es cierto,
un trompo y el abandono no
sin embargo
¡Ay de mí cuando  tiraba de la piola!
y ese acelerar de colores
las paredes de este cuerpo se estampaban de saliva,
y de las lámparas que iluminaban
el circo absurdo de lo nuestro
chorreaban melosas las erecciones.
y eso era el deseo.

Ay de mí, la impotencia
de  no poder explicárselo a los otros
que como vos ahora,
risita mediante,
preguntaban,
todo el tiempo,
y  ante la impávida carita de
no entiendo la metáfora
tan directamente proporcional
al
si sos feliz, dale pa adelante
me quede vacío,
como un pibe
al que los padres
mamporro y llanto
le quitan el chiche,
cuando seas grande me lo vas a agradecer, dicen.

Uno anda armando comparaciones
para justificar el llanto,
como si la partida no fuera suficiente,
para amagar que entiende
y sin embargo,
sigue sin entender,
y en eso ando / doliéndote.

Extrañando el juego.

(extraído de: SISMO TRAPISONDA)




Fotografía de Gastón Malgieri




 B O N U S  T R A C K
 

NOS QUIEREN

Nos quieren jóvenes y exitosxs.
Nos quieren tersxs y sonrientes; artificialmente sonrientes.
Nos quieren sin cicatrices y amalgamadxs.
Nos quieren consumidorxs compulsivxs.
Nos quieren domesticadxs y dispuestxs a guardar silencio.
Nos quieren fértiles y capaces de todo tipo de proezas sexuales, siempre que sean dentro de las cuatro paredes, por fuera de las cuales la masa conserva las formas establecidas, la castidad y la estampita de “la familia tipo”.
Nos quieren sin historia y con proyectos que nunca planificaríamos porque con suerte seguimos debatiéndonos qué hacer con los tajos que nos constituyen.
Nos quieren en la portada de los diarios, delante de las cámaras de los medios de comunicación, mostrando nuestras posesiones, nuestros premios, nuestros discursos políticamente correctos, nuestras mejores pilchas.
Nos quieren en casa a las ocho de la noche, mientras dan sus argumentos amables sobre los beneficios de la reja.
Nos quieren aplaudiéndoles de pie, agitando las manos como focas enloquecidas.
Nos quieren agradeciendo las migajas que se les escapan de los bolsillos atiborrados de miserias.
Nos exigen tratar con profesionales eso que ellxs llaman “desequilibrios emocionales”.
Nos moldean las respuestas que debemos dar a sus preguntas. Y si osamos salirnos por un minuto del libreto, se encargarán de hacérnoslo saber silenciando los otros discursos posibles que seamos capaces de construir.
Nos quieren individuales.
Nos quieren metódicos y predecibles,
efectivxs y mecanizadxs.
Nos quieren productivxs.

(extraído de: HERMOS*S PERDEDOR*S)




Gastón Malgieri 
(Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina, 1977)
Reside en Córdoba desde 2010
ESCRITOR/FOTÓGRAFO/POETA
para leer una entrevista en: ARTEZETA
para leer más en: DEBAJO ALEJANDRA
su web de fotografía: FOTO BRUTA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...