La mujer escribe y eso es lo que importa










2 de marzo de 2016

Tishani Doshi, Una fábula para el siglo 21


Fotografía de Amelia Fletcher



UNA FÁBULA PARA EL SIGLO 21

Existir es un plagio - EM Cioran

No existe un final para lo desconocido.
Leemos periódicos. Envolvemos el pescado en las noticias de ayer,
lo esparcimos en pedazos en el suelo para que nuestro cachorro pueda mear
en la cara de Putin. Ni siquiera las montañas pueden decir
qué ha matado a los Sumerios durante todos estos años.
Y del mismo modo, debes saber que la ceguera
es histórica, que nada en este poema te hará
más delgada, más rica o más lista. Yo misma
no podría decir cómo funciona una bombilla,
pero si te tiramos de cabeza al pasado,
¿Qué podrías decir sobre los secretos
de la clorofila? ¿Cómo harías una exposición sobre
la agresión de las anémonas de mar,
La batalla de Plassey, Boko Haram?
El lenguaje es un destino peculiar.
Una vez, en la orilla del desierto,
un círculo de peregrinas habló sobre la maravilla -
la oscuridad de sus vidas con barro y azadas.
Ellas no sabían que se puede hacer un perfume
a partir de la lluvia, que la sangre humana tiene más grasa
que la cerveza. Pero sus miedos estaban maduros y relucían,
su ración de hijas era abundante, y Dios
caminaba entre ellas, tejiendo suéteres
para caballeras heridas. ¿Les contarías
cómo todo lo que ha sido dicho hasta ahora
necesita ser dicho de nuevo? Cómo el cuerpo es helicoidal,
vagando sin rumbo una y otra vez,
cómo es únicamente a través de la voluntad de la nariz,
bronquiolos, tráquea, pulmones
que la respiración puede dejar atrás
cualquier tristeza
de la lengua.




A FABLE FOR THE 21ST CENTURY

Existing is plagiarism — EM Cioran

There is no end to unknowing.
We read papers. Wrap fish in yesterday’s news,
spread squares on the floor so puppy can pee
on Putin’s face. Even the mountains cannot say
what killed the Sumerians all those years ago.
And as such, you should know that blindness
is historical, that nothing in this poem will make
you thinner, richer, or smarter. Myself –
I couldn’t say how a light bulb worked,
but if we threw you headfirst into the past,
what would you say about the secrets
of chlorophyll? How would you expound
on the aggression of sea anemones,
the Battle of Plassey, Boko Haram?
Language is a peculiar destiny.
Once, at the desert’s edge,
a circle of pilgrims spoke of wonder –
their lives dark with mud and hoes.
They didn’t know you could make perfume
from rain, that human blood was more fattening
than beer. But their fears were ripe and lucent,
their clods of children plentiful, and God
walked among them, knitting sweaters 
for injured chevaliers. Will you tell them
how everything that’s been said is worth
saying again? How the body is helicoidal,
spiriting on and on
how it is only ever through the will of nose,
bronchiole, trachea, lung,
that breath outpaces
any sadness
of tongue





Tishani Doshi (Madras, India, 1975)
POETA/PERIODISTA/BAILARINA
Traducción de Carmen Callejo
extraído de: The Guardian
en WIKIPEDIA
su WEB
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...