La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de julio de 2016

Ana Rossetti, 2 poemas 2


Fotografía de Lukasz Wierzbowski



QUINTO


Y decirle: Acúsome, reverendo padre. Acúsome del descuido que os reveló mi rostro, de la negligencia de mi velo en ocultar mi codicia. Acúsome del lazo que tendí a los pies de vuestra reverencia, de la tela de araña emboscada, del grillete que aprisionó vuestra mirada en mi sombra. Acúsome de ser lanza en el vientre, medusa entre las piernas, desvelo de vuestra reverencia y sed. Acúsome de clavaros la aguda y persistente dentellada de los rosales del remordimiento.

(de Virgo Potens, El Gato Gris nº4, Valladolid, 1994)





Fotografía de Rahman Hak-Hagir


CUERPOS Y ESPACIOS

Cuerpos a quienes los espacios no les hacen sitio.
Tienen que ocuparlos con violenta obstinación. Con rebelde paciencia.
O rendirse.
Cuerpos pervivientes de batallas, cuerpos testigos de catástrofes, accidentes o maltratos, cuerpos biodegradados por el designio de la enfermedad, cuerpos a los que se les han diagnosticado graves fallos en el sistema.
Cuerpos tullidos, mutilados, desfigurados, despedazados, deconstruidos, formateados fuera de los estándares aceptables.
Cuerpos que siempre estarán fuera. Que son el afuera,
Cuerpos rechazados, humillados, estigmatizados, desprotegidos contra la repulsión, contra el gesto involuntario del miedo.
Cuerpos impropios.
Cuerpos que no están previstos.
En el espacio urbano.
En el espacio público.
En el espacio doméstico.
En la trayectoria de las miradas.
En las caricias.
Cuerpos a los que no se les asigna un lugar en el desmedido espacio del deseo.

(de Deudas contraídas, La Bella Varsovia, 2016
extraído de: EL CULTURAL)



Ana Rossetti
(San Fernando, Cádiz, España, 1950)
para leer MÁS 
y en: ARTE POÉTICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...