La mujer escribe y eso es lo que importa










17 de julio de 2016

Vivian Lamarque, 2 poemas 2


Fotografía de Ryan McGinley



EL SEÑOR SOÑADO

Esplendorosa era la vida junto a él soñada,
en el sueño entre todas, predilecta la llamaba.
¿Y en la realidad?
La realidad no existía, había abdicado.
Esplendorosa reinaba la vida imaginada.

IL SIGNORE SOGNATO

Splendidissima era la vita accanto a lui sognata.
Nel sogno tra tutte prediletta la chiamava.
E nella realtà?
La realtà non c´era, era abdicata.
Splendidissima regnava la vita immaginata.



Fotografía de Robin Macmillan


EL SEÑOR TESORO

Sábado muy soleado, pero aquí no estaba el señor,
muchos kilómetros se habían interpuesto entre sus casas.
Ella tan atravesada de lejanías, sin buscarlo,
en todas partes lo buscaba.
Pero hacía ya tiempo que alguien había encontrado para siempre 
su tesoro, siguiendo aquel mapa detallado
que ella nunca había poseído.


IL SIGNOR TESORO
Solarissimo sabato, ma non qui era il signore,
Lontani chilometri essendosi frapposti tra le case.
Lei riempitissima di lontananza senza cercalo ovunque
Lo cercava.
Ma qualcun altro aveva da tempo per sempre trovato
Il suo tesoro, seguendo una precisa mappa da lei
Mai posseduta.




Vivian Lamarque
(Tesero, Trento, Italia, 1946)
POETA/TRADUCTORA
de Il Signore d’oro, Crocetti, 1986 e 1997
y de Il Signore degli Spaventati, Pegaso, 1992, Premio Montale
Traducción de Dolores Ramírez Almazán y Mercedes Arriaga Flórez
para leer más en: ATLAS DE POESÍA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...