La mujer escribe y eso es lo que importa










16 de agosto de 2016

Alina Galliano, XII


Fotografía de Kathleen Ma


XII

Por centésima vez te reconoces,
habitas de tus sílabas el nombre,
muerdes la curvatura del olfato,
el punto irreversible donde
la furia de existir se abraza
a tu cintura como un voraz amante
que por primera vez
te desfabrica el sueño
o te enseña la cara
más difícil del insomnio;
agudizando de manera brutal
el rito seductor de las cortinas,
desmintiendo la calma del paisaje,
el olor de la piña o su posible;
porque te sabes el corazón
sin fin de los cadalsos,
la zona donde el vivir coquetea
con el cuello de todos los minutos,
demarcando la sincronía de tus pasos
mientras giras, sin prisa,
en antiguo espiral
el vals interminable de las pérdidas
o te adelantas a esa terrible ingravidez
que precede la trilogía de las aguas
cuando entre el mar y tú,
el tiburón de la memoria
acorta la distancia
para que seas por virtud del instante,
un bocado de príncipe estableciendo, así,
tu identidad de nuevo con el trópico.
Quién es capaz de sollozar a esa hora
cuando la angustia de vivir lo ajeno
como un cuerpo descansa entre tus sábanas,
esperando porque tu lengua,
con destreza animal,
reconozca las viejas cicatrices
y en un alarde tierno frente al miedo,
te provoque las ganas.
O quién podría, por centésima vez,
tocarse el párpado,
sin degollar la imagen del espejo.





Alina Galliano 
(Manzanillo, Cuba, 1950) 
Reside en Nueva York desde el 1968
POETA/PSICÓLOGA/TRABAJADORA SOCIAL
de En el vientre del trópico, Serena Bay Books, New York , 1994
en Revista Brasileira do Caribe, São Luís - MA, Brasil, vol. XVI, 
nº 30. Jan-jun 2015
para leer más en: OTRO LUNES
su WEB
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...