La mujer escribe y eso es lo que importa










9 de agosto de 2016

Tusiata Avia, Cuerpo



Fotografía de Zanna  (Rusia, 1999)


CUERPO

Mi cuerpo no es una disculpa 
no es un escondite.
No es una fortaleza arreglada y artística 
Mi cuerpo no es una piscina de agua insípida 
Mi cuerpo no está clausurado 
no se puede imaginar con otra forma o textura 
no para ti, querido. 
Mi cuerpo es una cascada de carne 
Mi cuerpo es una manada de animales, gordos y gimiendo en el festín de la matanza 
es la celebración invadiendo el rostro de los hambrientos 
es abundancia y más abundancia 
es tuétano y jalea y grasa chisporroteante goteando constante sobre la hoguera. 
Mi cuerpo es un bautismo, un confesionario 
Mi cuerpo es la promesa de cien mil soldados vírgenes 
Mi cuerpo es la guerra que estremece la tierra 
Mi cuerpo es el shalom y el salaam
Mi cuerpo es la madre asesinada de súbito en la calle 
Mi cuerpo es la madre muriendo lentamente 
Mi cuerpo es el niño asustado al que convencieron de salir de debajo del cuerpo de su madre caída 
con la promesa de la miel. 
Mi cuerpo es la miel ahogando a los ciegos, los cojos, los sordos, los mudos 
Mi cuerpo es un hospital 
Mi cuerpo es un orfanato 
Mi cuerpo es cien helados enfilados como los padres 
Mi cuerpo es el alofa y la aroha 
Mi cuerpo es el Sinaí, el Mar Rojo, Hawai 
Mi cuerpo es una habitación llena de ancestros lanzados a través del agujero de mi pecho 
Hine-nui-te-po, Pelé, Nafanua, Isis, Afrodita 
sus brazos y piernas y el pelo caliente y húmedo y enmarañado cuando se marchan 
Mi cuerpo es la distancia entre nuestro huesos, querido.
Mi cuerpo pierde la cabeza y sus modales 
Mi cuerpo está temblando, resbaladizo y enrojecido, como un recién nacido
Mi cuerpo es tu madre 
Mi cuerpo es tu medicina 
Mi cuerpo es la partera apresurando tu propio nacimiento 
jalándote desde el interior de tu mismo vientre 
Mi cuerpo es el Corán, la Torá 
Mi cuerpo es Cristo 
Mi cuerpo es la profetisa, la diosa samoana de la guerra 
Mi cuerpo deja el infierno y navega los océanos 
Mi cuerpo está mojado por el viaje y asusta a los que corren a encontrarme
Mi cuerpo sabe sólo de sí mismo 
que es todo el mundo 
y el cielo y la luna 
y los planetas girando 
Mi cuerpo los atrapa a todos con su red de piel
Mi cuerpo es la morada de mi cuerpo y habita en la tierra entre nosotros.


APOLOGY

My body is not an apology
not a hiding place
Not an arranged and artful fortress
My body is not a vapid pool of water
My body is not draped
it is not imagined into another shape or texture
not to you, beloved.
My body is a waterfall  of flesh
My body is a herd of animals, fat and groaning for the bliss of slaughter
it is the celebration running down the faces of the famished
it is handfuls and handfuls
it is marrow and jelly and sizzling fat dripping steadily into the bonfire.
My body is a baptism, a confessional
My body is the vows of a hundred thousand virgin soldiers
My body is the war that scours the earth
My body is the shalom and the salaam
My body is the mother shot suddenly in the street
My body is the mother dying slowly
My body is the frightened child coaxed out from beneath the body of her fallen mother
with a promise of honey.
My body is the honey drowning the blind, the halt, the deaf, the mute
My body is the hospital
My body is the orphanage
My body is a hundred ice-creams lined up like parents
My body is the alofa and the aroha
My body is the Sinai, the Red Sea, Hawai'i
My body is a room full of ancestors hurtling through the hole in my chest
Hine-nui-te-po, Pele, Nafanua, Isis, Aphrodite
their arms and legs and hair hot and wet and tangled as they leave
My body is the distance between our bones, beloved.
My body loses its mind and it's manners
My body is quivering, slippery, flushed as a new born
My body is your mother
My body is your medicine
My body is the midwife hastening your own birth
pulling you out from inside the womb of your self.
My body is the Koran, the Torah
My body is the Christ
My body is the prophetess, the Samoan goddess of war
My body leaves the underworld and rows across the oceans
My body is wet from the journey and frightens those who run to meet me
My body knows only of itself
which is the whole world
and the sky and the moon
and the planets spinning
My body catches them all in a net made of skin
My body is the tent of my body and dwells here on earth among us.



ph Hayley Theyers
Tusiata Donna Avia 
(Christchurch, Nueva Zelanda, 1966)
Vive en Auckland
POETA/ARTISTA/ESCRITORA DE LITERATURA INFANTIL
de Fale Aitu | Spirit House, Victoria University Press, 2016
Traducción de Rogelio Guedea
para leer más: POESÍA NEOZELANDESA
para escucharla recitar el poema ACÁ

2 comentarios:

Elena Larruy dijo...

Mi cuerpo como el del poema también es sagrado. Felicidades a la autora

Miriam Tessore dijo...

Deberíamos aprenderlo todas.

Saludos Elena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...