La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de octubre de 2016

Itziar Mínguez Arnáiz, 4 poemas 4 (+2)


Fotografía de Gregory Crewdson



00: 05

Me desvela el ruido celestial
Del camión de la basura

Qué certera metáfora de la vida
El enorme lobo de metal
Quijote de ciudad
Aullando a la luna

Mientras
Dormimos los hombres
O mordemos la almohada
O mojamos las sábanas
Despojados de lo que sobra
Con tanta falta de algo
Que no sabemos qué es

Recuerdo entonces
Que hace tres días que no bajo la basura
Tal vez
Por falta de autoridad moral
O porque tampoco sé
Qué hacer conmigo 

(de La vida me persigue, X Premio Internacional Poesía Surcos,
Editorial Renacimiento, 2006)






Fotografía de Gregory Crewdson




15: 57

Pechugas de pollo frías

Comer sin deseo aunque con ganas

Comerse la vida
Sería hermoso

Llevar la vida en la tartera

Abrir la tartera y ver la vida ahí
Como una pechuga de pollo fría

Por qué no es así de sencillo
Por qué el aire me abruma
Y el estómago se me arruga cuando
En el tren o en el metro
Veo unos ojos que parecen desdichados
Y me pregunto
Por qué no soy yo
Por qué no soy otro
Por qué no soy ciego

Me inquieta la luz
Mi sombra alargada
Los ángulos de las paredes
Sin embargo he sido
Y soy feliz a ratos
Nunca he sufrido verdaderamente por algo mío
Pero me ha dolido la vida como me duelen
Los trapos de cocina sucios
Y sufro por ellos como no podría sufrir
Por mí mismo
Sería hermoso no ver la tristeza que habita
En las cosas
Porque están llenas de tristeza las cosas
Y la luz
Y el frío de la pechuga de pollo
Que me traspasa las entrañas
Y reafirma
Esta necesidad de irme

(de La vida me persigue, X Premio Internacional Poesía Surcos,





Fotografía de Gregory Crewdson




16: 20

El sufrimiento
Hace emerger las ganas de sobrevivir

Y es una mierda

Hace un rato
He estado a punto de sucumbir a la amargura
Y he visto cómo mis venas se llenaban
De energía
De savia
De ganas

He deseado estar aquí mañana
Destrozar estos papeles
Para que no haya un solo testigo
De mi flaqueza

Sería un error
Ahora lo sé

No merece vivir aquel
Que sólo se motiva ante la desgracia
Y permite que la alegría cohabite con la inercia

La alegría me pone triste

La alegría se parece
Al niño castigado contra la pared
Que piensa en los juegos que le esperan

(de La vida me persigue, X Premio Internacional Poesía Surcos,
Editorial Renacimiento, 2006)





Fotografía de Gregory Crewdson




21: 12

A riesgo de resultar patético

Escribiré
Bajo el último sol

Nunca el atardecer es tan devastador para mí
Como en este momento

Te preguntarás por qué
Decido morir
Ya lo he dicho
Por cómo vi alejarse el camión de la basura

Aunque en realidad
Eso sólo ha sido
El final de un viaje agotador
Donde la pereza
El aburrimiento
Y la inercia
Se ceden el paso

Además
No creo que encuentre
Un momento mejor que éste
Soy relativamente feliz
Como no cabría esperar
Y aunque te duela
Curioso amigo o lector
Esa es la tragedia

(de La vida me persigue, X Premio Internacional Poesía Surcos,



B O N U S  T R A C K (x 2)



Fotografía de Reylia Slaby



S.O.S.

Entendible en cualquier lengua
no sabe de fronteras
ni distingue raza
sexo
o religión
pero cuánto cuesta
decir 

(de Wikipoemia, Ediciones Oblicuas, 2014)



Fotografía de Reylia Slaby




No me digas que no es extraño
tenerlo todo
y no sentir nada
nada más que el pulso
acelerado del silencio
en tu garganta
boicoteando ese grito
que no termina de salir.






Itziar Mínguez Arnáiz
(Barakaldo, País Vasco, España, 1972)
POETA/NARRADORA/GUIONISTA DE TV/ LICENCIADA EN DERECHO
para leer más en: INSÓLITOS
y en: POETAS VASCOS

2 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Palabras mayores... Qué buena es. Gracias, Itziar. Gracias, Miriam.

Susana Zazzetti dijo...

sencillamente extraordinaria. magnífica en su simpleza. susana zazzetti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...