La mujer escribe y eso es lo que importa










5 de octubre de 2016

Tere Irastortza, 2 poemas 2



Fotografía de Carlos Becerra



Pensar que un libro puede ser algo acabado 
significa creer que la vida tiene un fin,
y mientras, si las páginas están llenas,
puede ser, acaso, porque las palabras
no saben garantizar su significar, en lugar alguno;
en todo caso, porque nacimos silenciados
y sólo dormimos más allá de la frontera.
Pensar que un libro pueda ser algo acabado,
creer que la vida tiene un fin,
es anteponer la vida a la palabra;
sin embargo para escribir, sólo queda el margen
del precipicio en el que otros abandonaron la pluma,
y, mientras, todos los caminos son caminos de fuga;
las palabras que nos persiguen, todas, 
son las del fugitivo
y las páginas de los libros resultan incomprensibles
en el laberinto de la huida.



Libururen bat osa daitekeela pentsatzea
bizitza  osoa dela uste iztea da,
eta  bitartean orriak beteta badaude,
akaso izango da hitzek bere esnahia
beste inon bermatzen ez dakitelako.
nahi  bada bazterretxean loak hartutako
isilume garelako.
Libururik osa daitekeela pentsatzean
bizitza osoa dela uste izatean
hitza  baino lehen jarri da bizitza,
baina idatzi besteeek luma utzi zuten hegian egin behar da,
eta pikatu beldurrez,
eta  bitartean bideak, denak, ihsarenak dira
eta  hitk pertsekatzaileak, denak,
iheslarienak,
eta liburuetako orriak entelegaezin geratzen dira
ihesbideen laberintoan.

(Manual Devotio gabecoa edo ibilgailuetara erabiltzeco escu-liburua,
Pamiela, 1994)



Ilustración de Luis Tinoco



-¿Por qué escribir moralejas
sin extenderse en las fábulas?

-Fabulosa cuestión, amiga,
puesto que las de la derrota, son entre las fábulas, las más extremas.

-¿Y cuántas veces han de leerse
cada año?

-Por obligación una, según Gasteluçar ordenó,
cuantas desees, por amor.



-Zergaitik idatzi ditun moralejak
fabulaz baliatu gabe?

-Alegia, derrotarenak direlako, adiskide, porrokatuenak.

-Eta zenbat aldiz irakurri behar dira
urte guztiez?

-Behin obligazinoz, Gasteluçarrek zionez,
amodioz ainitzez.







Tere Irastortza 
(Zaldibia, Gipuzkoa, España, 1961)
en Abrazando esa tierra (Lurralde horí besarkatuz),
Antología poética, Edición bilingüe Euskera-Español,
Compilado y editado por Grupo Paco Urondo Ediciones, 2013
para leer MÁS
su WEB

2 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

me han encantado los dos, pero el primero me ha llegado de una manera especial... sabes cuando quieres decir algo pero no encuentras la manera y entonces lo encuentras escrito por otra persona, pero de una manera maravillosa en la que tú no habrías sabido hacerlo?... pues eso...
muchos besos!!!

Miriam Tessore dijo...

Te entiendo...me pasa todo el tiempo con estas mujeres

a b r a z o s

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...