La mujer escribe y eso es lo que importa










8 de enero de 2017

Kate Tempest, 3 poemas 3 (+1)


s/d del autor de la fotografía



EL INSTANTE

Los días, los días amanecen hasta consumirse.
Olvidaré lo que los llena.
Cada contacto, olor y sabor.
El sol, a punto de ponerse
jamás puede durar. Me rompe el corazón.
Todo gozo parece una amenaza:
aunque la belleza está en todas partes,
su sombra es del remordimiento.
Sin embargo, algo en el anochecer que se avecina
susurra que no hay que preocuparse.
No importa que perdamos el hoy,
porque todavía no es mañana.



THE POINT

The days, the days they breaks to fade.
What fills them I'll forget.
Every touch and smell and taste.
This sun, about to set
can never last. It breaks my heart.
Each joy feels like a threat:

Although there's beauty everywhere,

its shadow is regret.
Still, something in the coming dusk
whispers not to fret.
Don't matter that we'll lose today.
It's not tomorrow yet.

de Hold Your Own, Picador, 2014


Ilustración de Marija Jevtic



QUE LE DEN AL POEMA

No he escrito en años
porque prefiero contemplarte a ti antes que a las páginas.

Pero lo que sería perfecto es
hacer un poema que llegase a ser la mitad de valiente
que tú cuando estás desnuda.
Lo intento un minuto:

Tu amor es mi metal; tus besos, mis remates.
Eres como el océano bajo la capa de vertido.

Que le den al poema.
Hay una cama aquí
y tú me quieres dentro.




The Deep Blue Sea, 2011



PENITENCIA

Lo que no sabes es que
he escrito este poema cien veces,
lo he garabateado sobre incontables menús para llevar y
propaganda para raves de mierda
con el único bolígrafo que encuentro siempre,
siempre un boli turquesa en miniatura.
He encontrado trozos de papel en los bolsillos
y les he prendido fuego en quince alféizares diferentes.
Y he observado al viento llevarse las cenizas
y devolvérmelas cada vez que
lo escribo, y me imagino entregándotelo,
y me asusta tanto que vayas a negar con la cabeza
y a decir que no puedes confiar en una sola palabra de lo que te digo
que lo arrugo hasta encogerlo
y lo meto bajo el respaldo en los asientos del bus
entre las colillas.





B O N U S  T R A C K




Ilustración de Marija Jevtic



ESCUELA

Entramos en la escuela como niños felices:
inocentes y alegres y apasionados por todo.
No conocemos todavía los horrores del edificio.
El odio que nos enseñará. El aburrimiento que traerá.

Pronto aprenderemos a desaparecer en público.
Aprenderemos a conformarnos con salir adelante.
Aprenderemos lo que se siente al contemplar la injusticia,
y a cerrar el pico para que no vengan tras nosotros.

Aprenderemos a no pensar, a copiar ciegamente.
A aliarnos con los mezquinos y a mantenerlos cerca.
Aprenderemos a no ser talentosos ni ingeniosos,
así como las lecciones más importantes
para triunfar profesionalmente:

Cómo seguir órdenes cuando estás al borde
de la náusea y te sientes hastiado y
inseguro y encogido por el miedo.

(Traducción de: ANINGÚNSITIOPEROQUESEALEJOS)


SCHOOL

We wander into school, happy children;
kind and bright and interested in things.
We don't yet know the horrors of the building.
The hatred it will teach. The boredom will bring.

Soon we'll learn to disappear in public.
We'll learn that getting by is good enough.
We'll learn the way it feels to see injustice,
and shut our mouth in case it comes for us.

We'll learn to never think but copy blindly.
To ally with the mean and keep them near.
We'll learn no to be talented or clever,
and the most important lessons
for success in a career:

How to follow orders when you're bordering
on nausea and you're bored and
insecure and dwarfed by fear.

de Hold Your Own, Picador, 2014





Kate Tempest -Kate Esther Calvert-
(Londres, Reino Unido, 1985)
POETA/ESCRITORA/RAPERA
para leer más en: PLAYGROUND
para leer una entrevista en: TIME OUT

2 comentarios:

el maquinista ciego dijo...

Hermoso y feroz.
Me gusta.
¡Bicos!

Miriam Tessore dijo...

Tanto tiempo sin saber la una de la otra...
Querida S, te abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...