La mujer escribe y eso es lo que importa










21 de febrero de 2017

Mireia Vidal-Conte, 3 poemas 3


Fotografía de Lukasz Wierzbowski




QUE NO HAY

Pasando por encima de todos mis cadáveres
aparezco yo mirándome
en la última cara que puedo poner.

Me miro a mis ojos de salitre espejo
y no me hago ninguna pregunta
al contrario de lo que podía imaginar. 

Espero mi expresión
mi último modo.
Para comprobar si te menciono o no.

—Y no.— 

QUE NO HI HA

Passant per sobre de tots els meus cadávers
apareixo jo mirant-me
en r última cara que puc posar.

Em miro ais meus propis ulls de salobre mirall
i no em faig cap pregunta
al contrari del que podia imaginar.

Espero la meva expressió
el meu últim mode.
Per comprobar si et menciono o no

—I no.—




Fotografía de Lukasz Wierzbowski



doS voces

Hay un segundo diálogo interior
mientras hablo contigo.
Te digo que,
hablándote, hablo doble.
Mientras lees estos versos.
—¿me oyes—? 

deuS veus

Hi ha un segon diáleg interior
mentre parlo amb tu.
Et dic que,
parlant-te, parlo doble.
Mentre legeixes aquets versos
—em sents?—



Fotografía de Lukasz Wierzbowski


esperO

De debajo de mi ropa
salen efluvios y huellas
que tú no sabes.
que tú no esperas ni en mis costuras.

Aunque si preguntas
a la nada del naranjo
encuentras —porque quieres—

mis

frutos 


esperO

De sota la meva roba
surten efluvis i rastres
que tu no saps.
que tu no esperes ni en les meves costures.

Tot i que si preguntes
al no-res del taronger
trobes —perqué vols—

fruits

meus




Mireia Vidal-Conte
(Barcelona, Catalunya, España, 1970)
TRADUCTORA/POETA/CRÍTICA LITERARIA
de Gestual, Lleida, Pagès, 2005
extraídos de la reseña de Julieta Yelin
su BLOG
en TWITTER
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...