La mujer escribe y eso es lo que importa










1 de febrero de 2017

Rosa Chacel, Mariposa nocturna


Fotografía de Sara Scarlet



MARIPOSA NOCTURNA

¿Quién podría abrazarte, diosa oscura,
quién osaría acariciar tu cuerpo
o respirar el aire de la noche
por entre el pelo pardo de tu cara?...

¡Ah!, ¿quién te enlazaría cuando pasas
sobre la frente como un soplo y zumba
la estancia sacudida por tu vuelo
y quién podría ¡sin morir! sentirte
temblar sobre los labios detenida
o reír en la sombra, descubierto,
cuando tu manto azota las paredes?...

¿Por qué venir a la mansión del hombre
si no se es de su carne ni se tiene
voz ni se puede comprender los muros? 

¿Por qué traer la ciega noche extensa
que no cabe en el cáliz de los límites...

Desde el tácito aliento de la sombra
que la floresta tiende en las vertientes
-quebrada roca, imprevisible musgo-,

desde troncos o lazos de lianas,
desde la voz lasciva del silencio
vienen los ojos de tus alas lentas.

Da la datura su canción nocturna
que trasciende al compás que va la hiedra
ascendiendo hacia el talle de los árboles
cuando el crótalo arrastra sus anillos
y leves voces laten en gargantas
entre el cieno que nutre al lirio blanco
mirado por la noche intensamente...

Sobre montes velludos, sobre playas
donde las olas blancas se deshojan
la soledad tendida está a tu vuelo...

¿Por qué traes a la alcoba,
a la ventana abierta, confiada, el terror?...





Rosa Chacel
(Valladolid, 1898 - Madrid, España, 1994)
POETA/ENSAYISTA/NOVELISTA
para leer más en: LOS ÁRBOLES INVISIBLES POESÍA
extraído de: TRIANARTS

1 comentario:

Amapola Azzul dijo...

A veves al terror cuesta desterrarlo.
Besos.

Bellísimo poema. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...