La mujer escribe y eso es lo que importa










17 de marzo de 2017

Audre Lorde, Letanía de la supervivencia


Fotografía de Dorothy Shoes



LETANÍA DE LA SUPERVIVENCIA

Para aquellas personas que vivimos en la orilla
sobre el filo constante de la decisión,
cruciales y solas,
para quienes no podemos abandonarnos
al sueño de la elección,
a quienes amamos en los umbrales,
mientras vamos y volvemos, 
en las horas entre amaneceres,
mirando hacia dentro y hacia fuera,
al tiempo antes y después,
buscando un ahora que pueda alimentar
futuros,
como el pan en la boca de las personas pequeñas,
para que sus sueños no reflejen
la muerte de los nuestros:

Para aquellas personas de nosotras
que fuimos marcadas por la impronta del miedo,
esa línea leve del centro de nuestras frentes,
de cuando aprendimos a temer mamando de nuestras madres
porque con este arma,
esta ilusión de que podría existir un lugar seguro,
los pies de plomo esperaban silenciarnos.
Para todas nosotras personas,
este instante y este triunfo
supuestamente, no sobreviviríamos.

Y cuando el sol amanece tememos
que no permanezca en el cielo,
cuando el sol se pone tememos
que no vuelva a salir al alba,
cuando nuestro estómago está lleno tememos
el empacho,
cuando está vacío tememos
no volver a comer jamás,
cuando nos aman tememos
que el amor desaparezca,
cuando estamos en soledad tememos
no volver a encontrar el amor,
y cuando hablamos
tememos que nuestras palabras
no sean escuchadas
ni bienvenidas,
pero cuando callamos
seguimos teniendo miedo.

Por eso, es mejor hablar
recordando
que no se esperaba que sobreviviéramos


A LITANY FOR SURVIVAL

For those of us who live at the shoreline
standing upon the constant edges of decision
crucial and alone
for those of us who cannot indulge
the passing dreams of choice
who love in doorways coming and going
in the hours between dawns
looking inward and outward
at once before and after
seeking a now that can breed
futures
like bread in our children's mouths
so their dreams will not reflect
the death of ours:

For those of us
who were imprinted with fear
like a faint line in the center of our foreheads
learning to be afraid with our mother's milk
for by this weapon
this illusion of some safety to be found
the heavy-footed hoped to silence us
For all of us
this instant and this triumph
We were never meant to survive.

And when the sun rises we are afraid
it might not remain
when the sun sets we are afraid
it might not rise in the morning
when our stomachs are full we are afraid
of indigestion
when our stomachs are empty we are afraid
we may never eat again
when we are loved we are afraid
love will vanish
when we are alone we are afraid
love will never return
and when we speak we are afraid
our words will not be heard
nor welcomed
but when we are silent
we are still afraid

So it is better to speak
remembering
we were never meant to survive




Audre Geraldine Lorde
(Harlem, Nueva York,  EE.UU., 1934-1992)
de The Black UnicornW.W. Norton1978
Traducción de Michelle Renyé
para leer MÁS

4 comentarios:

Jimena dijo...

Y aún más acá: http://www.revistatransas.com/2016/08/18/los-usos-de-la-ira-versiones-al-castellano-de-siete-poemas-de-audre-lorde/

Miriam Tessore dijo...

Muchísimas gracias Jimena!

Taty Cascada dijo...

Para aquellas, para los que sabemos...Muy buen poema.
Abrazos.

Miriam Tessore dijo...

Hola Tati, llegué a él tras leer un poema de Claudia Masin, ella lo tiene de epígrafe en su poema "La luz de la luna": http://elpoetaocasional.blogspot.com.ar/2017/02/claudia-masin.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...