25 de noviembre de 2017

Roxana Miranda Rupailaf, 5 poemas 5



Fotografías de Anni Kinnunen




YO, PECADORA


Confieso,
que maté a una flor por la espalda
y le disparé a la cigüeña.
Confieso
que me comí todas las manzanas
y que suspiro tres veces
al encenderse la luna.
Que le mentí a la inocencia
y golpeé a la ternura.
Confieso que he deseado a mis prójimos
y que tengo pensamientos impuros
                                          con un santito.
Confieso que me vendí por dinero.
Que no soy yo
y que he pecado de pensamiento,
palabra y omisión
y confieso, que no me arrepiento.

(de Las Tentaciones de Eva, Colección de Premios Luis Oyarzún, 2003
Secretaria Ministerial de Educación, Región de los Lagos, Puerto Montt)




s/d del autor de la fotografía



EVA

Quiero sentir el calor de su boca
y el animal desatado de su lengua
y caminar sobre sus dientes,
desnuda.
Encontraré su aliento y volaré
siguiendo la paloma que cruza las palabras,
me tentará la manzana que cuelga en su garganta
y la ignoraré porque 2000 años
me han dado la experiencia.
Un suspiro me arrastrará por todo su pecho
y al fin, entre lágrimas rojas, encontraré a dios palpitando
en su trono.



(de Las Tentaciones de Eva, Colección de Premios Luis Oyarzún, 2003
Secretaria Ministerial de Educación, Región de los Lagos, Puerto Montt)







Fotografía de Sarah Ann Loreth



LOS AROMAS DE UN HOMBRE

Tu piel huele a barro fresco
como un Adán recién puesto en la tierra. 
Hay olor a cascadas en tu pecho,
hojas secas y flores en tu aliento. 
Un olor marino te atraviesa el cuello, 
aroma de campo que desciende en tu cuerpo.
Musgos bajo tu ombligo
fragantes de deseo.
Olor de lava quemando tus piernas.
Cenizas en que ardiste. 
Huele a humo tu ausencia.

(de Las Tentaciones de Eva, Colección de Premios Luis Oyarzún, 2003
Secretaria Ministerial de Educación, Región de los Lagos, Puerto Montt)




Fotografía de Sarah Ann Loreth



Repito este mi rezo
por si vienes.

Aquí, frente a las olas
me arrodillo.

Invoco tus cabellos
anudados por la sal.

Espero a que aparezcas
en la tercera ola niño-pez.

Que me trague el mar.
Que me lleven desnuda por la espuma.

Y allí, donde entre piedra venga arena.
Espero me ilumines en la tercera ola.

Ya sabes que son tres los arco iris
derramados en el aire.

Ya sabes que me duermo entre las rocas
esperando a que aparezcas.

Repito este mi rezo
hasta que vengas.

Envuelto en esas algas que te crecen
desde el sueño a la tristeza.

(de Shumpall, Del Aire Editores, 2011
Premio Municipal de Literatura de Santiago)





Fotografía de Sarah Ann Loreth



DE AGUAS Y BARBECHO

III

Soy la maldita:
la que puso manzana en tu boca,
la que dio de la misma a los otros 
condenándolos 
bajo el sol a doblar la espalda.

La que te besa en la boca cuando te traiciona.

Mientras tú, 
en esta historia te lavas las manos. 

(de Pu llimeñ ñi rulpázuamelkaken. Seducción de los venenos
Colección Entre Mares, LOM Ediciones, Santiago, 2008)






Roxana Miranda Rupailaf
(Osorno, Chile, 1982) 
POETA/PROFESORA DE LENGUA CASTELLANA Y COMUNICACIÓN
para leer una entrevista en Revista Ñ
para leer MÁS

1 comentario:

lunaroja dijo...

Me ha encantado! NO sabría cual elegir, son todos inmensos. Qué potentes estos versos, reivindicar la piel y el deseo, la libertad, la hembra.
Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...