4 de abril de 2018

María Saucedo, 2 poemas 2



Ilustración de Claudia Tremblay



TERNURA

Necesito un árbol en mi vida,
que tenga raíces,
que dé sombra.

Un árbol que acaricie la tierra
que se deje besar por el viento, 
que beba las lágrimas de mis nubes negras.

Necesito un árbol que me cubra el cuerpo
con sus ramas
rescatándome de los insectos,
de las tempestades, de las aves
parranderas.

Un árbol que me entregue al sol,
que me cuente de las estrellas
que me arrulle bajo la luna.

Necesito un árbol que me de calor en el invierno,
frescura en el verano, 
fruta en la primavera, y
que me entierre bajo su origen en el otoño.






Ilustración de Claudia Tremblay



SIN TÍTULO

En aquellos tiempos
llegaba a ser nada
y me desgastaba los ojos

Ponía el corazón
en el lodo
y jugaba con él a la pelota.

Aprendí a escribir, a leer
y a callar
En estos tiempos todavía
llego a ser nada (de vez en cuando)
pero ahora me fijé donde
puse el corazón
y se me llena de canciones






María Saucedo
(Nuevo León, México, 1954 - 
Pilsen, Chicago, EE.UU., 1981)
POETA/ACTIVISTA POLÍTICA
en Esta puente, mi espalda, Voces de mujeres tercermundistas 
en los Estados Unidos, ism press, San Francisco, 1988
Editado por Cherríe Moraga y Ana Castillo
Traducido por Ana Castillo y Norma Alarcón
para leer sobre ella en SAUCEDO ACADEMY




1 comentario:

lunaroja dijo...

Qué cosa más bella..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...