5 de julio de 2018

Celia Gourinski, 5 poemas 5


Fotografía de Alison Scarpulla



VISIONES


No me quites la memoria no me quites la visión de 
todos los lugares donde mis tripas donde mis alas
pactaron contigo, ángel oscuro
Ángel ávido y vengador de la noche elegida para
amar con todos los elementos del mundo
No me quites ni un mendrugo de memoria soy tan
ociosa para morir
No me quites la memoria del pequeñísimo instante
en el que parpadean los ojos y es una brecha letal
que espanta a quien se animó a pactar la unión de
tu negrura de ángel enjaulado y el fulgor de los
esponsales de los hermanos
juntos alguna vez en la
Gran Obra

Llegó el momento 
Benditas las lluvias que nos anunciaron nuestro beso
tan largo, nuestra estadía en la intemperie, con
plegarias sin destino, amado, las tantas que fui en
el filo de la tierra, ángel oscuro, quién será quién
a quién me entrego

El ángel es un resto de dios y no perdona
El que yo amo olvida el hambre en el momento de la
cena

Y no me quites la memoria, ni la más pequeña
memoria desgarrada, por si reviviera la bellísima
caricia en un ahora, ven aquí, no hay daño si nos
une la carne y el cielo
memoria de carne de cielo

(de Inocencia feroz, Editorial Argonauta, 1999)




Fotografía de Alison Scarpulla




POETA INCIERTO

Quieran los barcos no desesperar en las brújulas locas
Sea así por los náufragos, quiera el mar no aliviarlos
Sucio lujo del odio, el invento de probables salvatajes:
¿a quién? ¿de qué curioso lugar en la ignorancia?
Señor Dios, no permitas que mi señor me otorgue
piedad
En los naufragios hubo una vez en que amarse no
tuvo culpa ni castigo. Quieran los mares ser impíos
en nombre de la Piedad
Dónde estamos, amor mío, cuando nuestro triunfo
nos premia con lo inalcanzable, cuando nuestra
extrema cercanía no deja lugar a lo cercano,
                ese árbol, ese aletear en la cornisa
                ese escalar en cualquier calle
Que hubo un terreno que dejó de ser baldío, que
hubo un temblor de besos de demonios…
Quieran los barcos ser brújulas locas, enamoradas
brújulas locas

(de Inocencia feroz, Editorial Argonauta, 1999)
en Alta marea, Muestra de la poesía argentina del siglo XX
Editorial Nido de Cuervos, Lima - Perú, 2012
Selección de Jorge Ariel Madrazo y Julio Salgado



Fotografía de Alison Scarpulla



PLENA SED

Sólo me recibe la intemperie
Cuando me despiden las odas familiares, cuando vago
sola en la espuma de los sementales de Dios, la
intemperie me cubre con su manto ávido de destruir
fronteras
Ábreme, amado, ábreme en el dominio del aire y del
sueño. Iremos juntos a velar a nuestros hermanos
del sol
Sólo quiero que la intemperie nos una en la alborada
de los que buscamos oro en la ciénaga iluminada
por la palabra libre
Intemperie, sálvame del sofisma de los sabios
impuros, de las canciones laudatorias en la boca del
Domesticador

(de Inocencia feroz, Editorial Argonauta, 1999)
en Alta marea, Muestra de la poesía argentina del siglo XX
Editorial Nido de Cuervos, Lima - Perú, 2012
Selección de Jorge Ariel Madrazo y Julio Salgado




Fotografía de Alison Scarpulla



INOCENCIA DESPUÉS

Inocencia, no desesperes en la culpa de los cuerpos
marchitos
Ellos nunca fueron elegantes, nunca un fulgor echó
sobre ellos su hechizo
Inocencia de bellas crueldades, acompáñame a
recorrer lugares reservados a los dioses burlones,
que juegan a devorar toda ley inventada por sus
vástagos
mira mis rodillas poco sumisas en el reino del verano
Mira mi escondrijo lleno de cofres que guardan
ropajes saturados de hastío en las maravillosas
familias
Mira la sombra de despedidas apresuradas, erróneas,
que se convirtieran en reflejos extremos del amor,
oh tembladeral de vidas
Te invito a pasear conmigo en los bosques, matas de
pelo en el lomo de la loba, en las axilas con olor a
cielo, en el duelo de los romances perdidos
Porque contigo he de cruzar leyendas majestuosas,
despojos feéricos, insignificantes cuartos perdidos
en la hondura de tu estigma, resurrecta orden de
no obedecer al amo más que cuando se acerca el
mediodía del espanto en el recinto vecino allí,
donde el muerto querido alza una copa de alcohol y
aúlla concediendo una visita al infierno
Tu ríspido imperio me eriza, me vuela, me estremece,
me hace desear padecer partir sin consuelo. Tu
sombra anega, pasionaria de los viajes trazados en
el vértigo del soñador

Puta mágica sagrada

(de Inocencia feroz, Editorial Argonauta, 1999)
en Alta marea, Muestra de la poesía argentina del siglo XX
Editorial Nido de Cuervos, Lima - Perú, 2012
Selección de Jorge Ariel Madrazo y Julio Salgado



Fotografía de Alison Scarpulla



POEMA

Late tu estadía en el espacio.
Late tu estadía en el espacio.
Portador del pensamiento.
Y el amor el odio el espacio.
Late tu estadía.
Si aquietas accidentes tu alma avanza.
Que late. Que late tu estadía en el espacio.
Espacio de paredes y puertas y tabiques y tranqueras.
Espacio abrir y cerrar, estar cerrado.
Cierra una puerta, allá otra puerta.
Si aquietas accidentes tu alma avanza.
Cuánto es un pobre espacio qué poco es inmenso.
Late late.
Y el amor y el odio.
Portador del pensamiento.
Lo otro piensa. Tu llevas la carga, Yoel.
Late Yoel tu estadía en el espacio.

(de Instantes suicidas, Torres Agüero Editor, 1982)
en Alta marea, Muestra de la poesía argentina del siglo XX
Editorial Nido de Cuervos, Lima - Perú, 2012
Selección de Jorge Ariel Madrazo y Julio Salgado




Celia Gourinski 
(Buenos Aires, Argentina, 1938-2008)
POETA/ESCRITORA/DOCTORA EN FILOSOFÍA/MÚSICA
para leer más en: POETAS SIGLO XXI
y en: JORNAL DE POESÍA

1 comentario:

lunaroja dijo...

Qué barbaridad, qué maravilla..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...