La mujer escribe y eso es lo que importa










16 de octubre de 2010

Yolanda Pantin, Vitral de mujer sola

Obra de Mar Contreras, México

VITRAL DE MUJER SOLA


Se sabe de una mujer que está sola
porque camina como una mujer que está sola
Se sabe que no espera a nadie
porque camina como una mujer que no espera a nadie
Esto es
se mueve irregularmente y de vez en cuando se mira los zapatos
Se sabe de las mujeres que están solas
cuando tocan un botón por largo tiempo
Las mujeres solas no inspiran piedad
ni dan miedo
si alguien se cruza con ellas en mitad de la vereda
se aparta por miedo a ser contagiado
Las mujeres solas miran el paisaje
y se diría que son amantes
de las aceras/ de los entresuelos/ de las alcantarillas/ del subsuelo
de los subterfugios
Las mujeres solas están sobre la tierra al igual que sobre los árboles
les da igual porque para ellas es lo mismo
Las mujeres solas recitan parlamentos
estoy sola
y esto quiere decir que está con ella
para no decir que está con nadie
tanto se considera una mujer sola
Las mujeres solas hacen el amor amorosamente
algo les duele
y luego todo es más bien triste o colérico o simplemente amor
Estas mujeres se alumbran con linternas
van al detalle
saben donde se encuentra cada cosa
porque temen seguir perdiendo
y ya han perdido o ganado demasiado
Ellas no lo saben
porque van del llanto a la alegría
y a veces piensan en la muerte
También planean un largo viaje e imaginan encuentros posibles
Administran el dinero
compran legumbres
trabajan de 8 a 8
Si tienen hijos hacen de madres
son tiernas y delicadas
aunque muchas veces se alteren
un pensamiento recurrente es
ya no puedo ni un minuto más
Las mujeres solas tienen infinidad de miedos
terrores francamente nocturnos
los sueños de tales mujeres son
terremotos catástrofes sociales
Una mujer sola reconoce a otra mujer sola de forma inmediata
llevan el mismo cuello airado
lo cual no quiere decir que no quieran a nadie más que a sí mismas
esto es completamente falso
Lo cierto es que la casa de una mujer sola
está abierta a su antojo
Una mujer sola
no puede curar su soledad
porque nada está enfermo
se remedia lo curable
una gripe o un dolor de estómago
La mujer que piense que su soledad es curable
no es una mujer sola
es un estado transitivo entre dos soledades
infinitamente más peligrosas
Una mujer sola es una mujer acompañada
aunque de este hecho no se percate más que el zapato
al que mira con detenimiento
o el botón
que parece representar algo verdaderamente importante
como de hecho lo es
como los árboles o el cielo
sólo que el privilegio que deriva de semejante atención
es más bien propio de las almas temperadas al siguiente fuego:
id contigo
para estar con vosotros







ph Lisbeth Salas
Yolanda Pantin 
(Caracas, Venezuela, 1954)
de Correo del CorazónFundarte, 1985
para leer más en: COMUNIDAD ANDINA
MÁS



8 comentarios:

carmensabes dijo...

Impresionante poema.
Espectacular obra artística.

José Antonio Fernández dijo...

Muy bueno.
Con muchos detalles que sólo una mirada femenina puede percatarse.
Un abrazo.

emmagunst dijo...

Gracias Carmen!!!

Gracias José!!!

abrazos

fiorella dijo...

Para leerlo muchas veces, me llega mucho.Un beso

Fusa Díaz dijo...

Qué poema tan maravilloso.

Curiyú dijo...

Es una locura. Es entrañable. Desde mi oficina no puedo entrar a tu blog, no sé por qué. Me pasa con algunos y es una tragedia, porque me gusta leer poemas de mujeres así, a la mañana.

sudakia dijo...

la reparió...
Abrazo grande

Lilian Reyna dijo...

La mujer sola se identifica totalmente con este hermoso y acertado poema.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...