La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de mayo de 2011

Emily Dickinson, Después de un gran dolor, uno se hace formal...

Fotografía de Elina Brotherus (Finlandia, 1972)




DESPUÉS DE UN GRAN DOLOR, UNO SE HACE FORMAL...

Después de un gran dolor, uno se hace formal -
Los Nervios se apoltronan, como Tumbas-
El Corazón ya tieso se pregunta
Si fue El quien lo pudo soportar,
Si fue Ayer o hace Siglos.

Los Pies, igual a autómatas, recorren -
En el Suelo, en el Aire, en el Vacío -
Un sendero del Bosque
Que ha nacido al descuido,
Resignación de Cuarzo, como piedra -

Es la Hora del Plomo -
Si se la sobrevive, es recordada
Como quien soportó Nieves glaciales -
Frío -al principio- luego Aturdimiento -
Después dejarse ir-

(en Por ínfimas finuras, de Emily Dickinson, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2009
selección, prólogo y versiones de Ricardo H. Herrera)




AFTER GREAT PAIN, A FORMAL FEELING COMES ...

After great pain, a formal feeling comes - 

The Nerves sit ceremonious, like Tombs - 
The stiff Heart questions was it He, that bore, 
And Yesterday, or Centuries before- 

The Feet, mechanical, go round - 

Of Ground, or Air, or Ought - 
A Wooden way 
Regardless grown, 
A Quartz contentment, like a stone. 

This is the Hour of Lead - 

Remembered, if outlived, 
As Freezing persons, recollect the Snow - 
First – Chill -then Stupor - then the letting go -


(en The Poems of Emily Dickinson, Editado por R. W. Franklin, 
Harvard University Press, 1999)


Depois de uma grande dor, vem uma sensação de forme—
Os nervos instalados em cerimónia, como Tumbas—
O pétreo Coração pergunta se houve Ele, que resiste,
e Ontem, ou Séculos atrás?

Os Pés, mecânicos, andam à volta
Do Chão, Ar, ou Coisa Nenhuma—
Um caminho de Madeira
Espontaneamente crescida
Um bem-estar de Quartzo, como uma pedra—

Esta é a Hora de Chumbo—
Lembrada, se sobrevivida,
Como as Congeladas pessoas, evocação da Neve—
Primeiro frio —a seguir estupor—depois o deixar-se ir—


(Traducción al portugués de Alberto Augusto Miranda)





Emily Dickinson 
(Amherst, Massachusetts, EE.UU., 1830 - 1886)
para leer MÁS

15 comentarios:

Maia Blank dijo...

Emily...Qué perfecta manera de explicar el dolor. Perfecta para mis sentidos, perfecta, perfecta, incomparable. Uno de los poemas más maravillosos que he leído nunca. Gracias.
Me la guardo.

vera eikon dijo...

Después de un gran dolor recubrimos nuestro corazón herido de cemento. Anoche me fui de vinos con mi amiga Begoña, y tuvimos una conversación muy intensa (como las que solemos tener. Mi amiga Begoña está rabiosamente viva...). No sé por qué comenzamos a hablar de los antidepresivos. Y me contó algo que le sucedió a su hermana que ya lleva algo más de un año tomándolos. Su hermana vive en Suiza y hace unos días, cuando salía del supermercado estalló una gran tormenta. Cuando llegó al coche vio a una mujer joven africana, con cinco chiquillos alrededor de sus faldas, llorosos, como tratando de resguardarse de la lluvia. Sin pensarlo más, ante la estupefacción de la joven, la hermana de Begoña se ofreció a llevarlos. Vivían en un refugio clandestino, con otros emigrantes ilegales africanos. La mujer, se rompió en agradecimientos hacia ella, conmovida por aquel acto desinteresado. Es fácil imaginarse los motivos....Pero al hablar con Begoña, su hermana le contó esta historia desde la terrible perspectiva de que ante los agradecimientos, las sonrisas, los gestos cómplices de aquella joven, ella no había sentido nada. Ni la más mínima emoción. Vivimos en un mundo en el que ante el más mínimo dolor cubrimos nuestro corazón con el cemento de los antidepresivos. ¿Pero qué bien es ese, qué calma artificial, cuando inhibimos nuestro corazón para cualquier emoción, para lo bueno y para lo malo? El cemento a veces es necesario, pero supongo que el cemento natural es más fácil de resquebrajar que el cemento sintético
Besos naturales y espontáneos

Maia Blank dijo...

Vera querida, yo tomo antidepresivos desde hace casi 10 años. Me han salvado la vida y no he dejado de emocionarme con cada acto de humanidad que presencio ni de acongojarme con las tristezas personales y ajenas. Los antidepresivos es de las mejores cosas que se han inventado en el mundo moderno, han salvado vidas. La depresión es una enfermedad como cualquier otra, es cuestión de dar con el medicamento y el médico adecuado.
Un fuerte abrazo,

vera eikon dijo...

Puede ser Maia, quizás en el caso del que hablo sea ese el problema. Quizás los médicos a veces pecan de excesiva comodidad, y se limitan a recetar, sin pensar en las características y reacciones del paciente. Y tampoco realizan los seguimientos adecuados. No puedo dejar de pensar que a veces es un recurso fácil, y que para que sea realmente efectivo es necesario un tratamiento alternativo, que también requiere de un esfuerzo por parte del paciente(quizás es eso a lo que realmente temo, a que la persona deje de esforzarse..) Conozco a personas que los toman, y en dosis lo suficientemente altas como para que se les note en la manera de moverse, en la inexpresión del rostro, y pasado un cierto tiempo, veo que su vida no ha mejorado. Eso no quiere decir que en muchos casos no pueda funcionar, yo, desde la distancia, te veo perfectamente bien. Pero en este caso en concreto no hablo de mis impresiones, sino de la propia percepción de la persona...
Besos Maia

Maia Blank dijo...

Yo la verdad es que me siento mucho major desde entonces. Pero está lleno de charlatanes, sin duda. Besos.

emmagunst dijo...

Hola !!! buen día!!! si cruzara el charco...

Anoche soñé con una historia de amor, viajaba para ver a ese hombre, llena de emoción, me abre la puerta, se pone contento, me abrazo y noto una actitud extraña y, típico, viene del fondo de la casa otra mujer con la cual está compartiendo su vida...bueno, el tema es que, vieron cómo son los sueños!, todo era terrible!!! el dolor, digo...

Pero me desperté, y nada duele, por suerte, hoy.

Un abrazo (con pepas)

vera eikon dijo...

Yo con los sueños debo ser "inconscientemente" selectiva. Si es bueno se proyecta en mi vida tras despertarme, y me siento como unas castañuelas. En uno como el tuyo seguro que me quedaría con la primera sensación (la de emoción, y felicidad), o le echaría el pulso al sueño y la mujer no sería otra cosa que su "hermana", o al final acabaría pereciendo, precipitándose su coche por un barranco (sin ningún tipo de remordimiento de conciencia por mi parte..je)
Abrazos, abrazos..

emmagunst dijo...

Tengo miiiiieeeeedddddooooo Vera!

Maia Blank dijo...

Miedo de qué, Emma?

emmagunst dijo...

De las cosas que dice Vera!!! lo que hace en sus sueños!!! sin ningún remordimiento! es GENIAL, yo tengo hasta culpa nocturna!

Maia Blank dijo...

Emma, en los sueños todo está permitido. ¿Si no allí en dónde? Alguna vía de escape una tiene que tener ¿no?

karina dijo...

La hora del plomo...perfecta descripción

vera eikon dijo...

Ja,ja...aunque no lo parezca soy proclive a las zonas oscuras...Todo va bien mientras estas se limiten a mis sueños (y algún relato que algún día escribiré...)

Say dijo...

emma,
Emily Dickinson es una de mis poetas preferidas. Este poema es maravilloso. Es ejemplo de la fuerza, la rebeldía y la clarividencia de su escritura.

con respecto a la condición aristótelica de la condición femenina, ella optó por romper reglas y escribir, y escribir... la "creación parecía un poderoso Estallido- Para hacerme visible".

Todo en ella era sublevado, subversivo, indómito. Inconformista.

Besos hermosos y dickinsonianos!

María dijo...

Adoro la poesía de Emily Dickinson, la tengo siempre presente, cada vez que la leo, mi cuerpo se estremece y se deslizan sensaciones que me arropan.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...