La mujer escribe y eso es lo que importa










4 de junio de 2011

Adrienne Rich, En un salón de clases (+1)





Hablando de poesía, con los brazos
llenos de libros que llevo hasta la mesa
en que las cabezas bajan o se levantan,
escuchando, leyendo en voz alta,
hablando de consonantes, de la elisión,
capturadas en el cómo, olvidando el por qué:
miro tu rostro, Jude,
ni ceñudo ni afirmativo,
opaco en el sesgo del polvo sobre la mesa:
una presencia como una piedra, si una piedra pensara
lo que no puedo decir, soy yo. Para eso vine.

(Traducción de José Luis Justes Amador)
IN A CLASSROOM

Talking of poetry, hauling the books
arm-full to the table where the heads
bend or gaze upward, listening, reading aloud,
talking of consonants, elision,
caught in the how, oblivious of why:
I look in your face, Jude,
neither frowning nor nodding,
opaque in the slant of dust-motes over the table:
a presence like a stone, if a stone were thinking
What I cannot say, is me. For that I came.



Obra de Fernando Vicente



DELTA

Si has creído que este escombro es mi pasado
hurgando en él para vender fragmentos
entérate de que ya hace tiempo me mudé
más hondo al centro de la cuestión

Si crees que puedes agarrarme, piensa otra vez: 
mi historia fluye en más de una dirección 
un delta que surge del cauce 
con sus cinco dedos extendidos

(en Poemas 1963-2000, Editorial Renacimiento, 2002
Prólogo, traducción y notas de María Soledad Sánchez Gómez)

DELTA

If you have taken this rubble for my past
raking though it for fragments you could sell
know that I long ago moved on
deeper into the heart of the matter

If you think you can grasp me, think again:
my story flows in more than one direction
a delta springing from the riverbed
with its five fingers spread

(de Time's Power: Poems 1985-1988)



Adrienne Rich 
(Baltimore, 1929 – Santa Cruz, EE.UU., 2012)
para leer MÁS



4 comentarios:

vera eikon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio dijo...

He oído en la radio esta mañana una historia sobre las hormigas corolindas, negras y panzudas que llenan todas las bibliotecas y escriben los rabos de la o de las aes, con la sangre azulina o negra de su sangre. Era un cuento precioso y me acordé de ti.

Menosquemarx dijo...

Bastante bueno, sí.
(En la traducción, ¿no le sobra una tilde a ese 'ópaco'?.

moonlight dijo...

no conocia la vertiente poetica de Adrienne Rich.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...