15 de octubre de 2018

Susana Baquero, 4 poemas 4


Fotografía de Katy Grannan


Sobre la ventanilla de la lancha
pegan fuerte las aguas del río.
¿Qué oleaje, o tormenta o deseo
abrirán las compuertas 
de lo que pudo y no fue?
¿Qué día el cuerpo sumergido verá la luz
y con ella la extensión del delta,
los gigantes muertos,
la hilera de álamos
al costado del arroyo?
Mientras tanto, avanzo por el río
y pienso en mi destino:
ese hundirme en el suelo fangoso
con el golpe de las aguas,
saltar después a la tierra que acaricia,
respirar
y más tarde mantenerme en la superficie,
sobrevivir a la fragilidad.




Fotografía de Katy Grannan


Recuerdo la abierta fragancia del jazmín
el aliento del río propagando sueños,
el camino recto hasta el muelle
como una vara certera en mi vientre.
También recuerdo
haberme alejado del lugar extrañada,
vuelta hacia mí en un declive
y sentir mi finitud,
una leve explosión
frente al instante que perdura
bajo un mismo cielo.




Fotografía de Katy Grannan


Encender 
la radio,
el ánimo,
el abandono, 
el deseo.
Dejar 
que un temblor
se acomode 
en la palma de tu mano
como quien deja enraizada
una señal
en el desierto,
una vez más.




Fotografía de Katy Grannan



Pienso que es la última noche
y todavía nos quedan
iglesias, bares, caminos empinados.
Estamos solos y nos miramos
frente al umbral que precipita el viaje
para después partir, sin miedos
con los primeros soles.
De pronto, como en una pintura de De Chirico,
una luz cae cálida y alargada
sobre la estatua que cobra vida:
enigma que nos inquieta.
Transfiguradas torres de marfil
se agitan con el viento y abren una rampa
hacia la nada.
En la punta, un demiurgo con los ojos cerrados
acaricia la muerte.
Esta ciudad, como un animal fabuloso,
murmura sobre mis espaldas,
despierta los demonios de la tierra
y sacude sus cabezas dormidas.
Asedia, a veces, nuestra entrada al templo
entreteje imágenes, nos desorienta.
Como recompensa, antes del regreso,
comprendo que te amo
en esta, nuestra ciudad despierta,
en esta, nuestra ciudad con alas.






Susana M. Baquero
(Villa Ballester, Bs. As., Argentina)
POETA/DOCENTE
de Nunca nada tan lejosEdiciones en Danza, 2017
para leer más en: EL BLOG DE SESAM

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

Me has maravillado con tus versos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...